Un informe de FOESSA revela que viven en la pobreza 4 de cada 10 trabajadores valencianos con contrato temporal

Seis de cada diez parados son pobres y cuatro de cada diez trabajadores con contrato temporal, también, en la Comunidad Valenciana.
Según nota remitida por el Observatorio de Investigación sobre Pobreza y Exclusión en Valencia cuatro de cada diez trabajadores con contrato temporal en la Comunidad Valenciana son pobres. En palabras de Enrique Lluch -en la fotografía-, profesor de la CEU UCH (Universidad Cardenal Herrera) y director del Observatorio, “en esta cuarta edición del informe se ha analizado la pobreza y las desigualdades desde la perspectiva del trabajo remunerado, ya que el empleo es la mejor forma de acabar con ellas”. Según ha explicado, se han revisado no solo los datos agregados de la población, si no la situación especifica de los colectivos más desfavorecidos en el mercado de trabajo y qué más han sufrido la crisis económica: “los parados de larga duración, los menores de 25 y las mujeres”.
El estudio también revela que el colectivo más afectado es el de los desempleados. De cada diez parados en la Comunidad Valenciana, seis son pobres; pero semejante situación se encuentra entre los trabajadores con contrato temporal, ya que cuatro de cada diez, también son pobres y está en crecimiento esta tasa. Por el contrario, solo ocho de cada cien trabajadores con contrato fijo son pobres.
Por otra parte, el informe también habla de los datos de la EPA que dice que “entre el primer trimestre de 2016 y el primer trimestre de 2017, se han creado 51.700 empleos en la Comunidad Valenciana, frente a los 56.500 del año anterior. Por tanto, aunque la economía sigue generando empleo, lo hace a un ritmo menor. y a ellos se suma que solo 5.500 nuevos empleos son a tiempo completo, es decir, nueve de cada diez contratos realizados en este periodo son a tiempo parcial, un 35% de los cuales son, además, temporales”.
A su vez, se destacan que el aumento del empleo ha implicado una evolución negativa de los salarios. Según datos de la Agencia Tributaria, en relación a las retribuciones por debajo del Salario Mínimo Interprofesional en la Comunidad Valenciana, se ha pasado del 33,7% en 2009 al 37,6% en 2014, y en términos generales de poder adquisitivo, éste ha caído en la Comunidad Valenciana un 9%. Según el profesor Lluch, “sigue existiendo un porcentaje significativo de personas que aún teniendo empleo remunerado no puede salir de la pobreza”, por lo que en el actual proceso de creación de empleo la consecución de un trabajo no es “necesariamente un camino seguro para salir de la pobreza y la privación”. Tal es así, que aunque se ha frenado la tendencia al alza de las personas que llegan con dificultad o mucha dificultad a final de mes, el número sigue creciendo y afecta a más del 40% de los hogares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.