El informe por el que el FBI registró la mansión de Trump

El informe por el que el FBI registró la mansión de Trump

Este viernes el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha hecho público el informe con el que el FBI pedía registrar la mansión de Trump en Mar-a-Lago (Florida).

Allí, la agencia federal esperaba encontrar, como así fue, documentos clasificados.

En dicho informe, de 36 páginas, se recogen numerosos argumentos con los que el FBI justificaba el allanamiento de la residencia de Donald Trump.

Era la primera vez en la historia estadounidense en que se allanaría el domicilio de un antiguo presidente de Estados Unidos.

No obstante, parte del texto se ha ocultado para proteger a testigos citados en las investigaciones, según el Gobierno estadounidense.

Así, la agencia federal empezó a sospechar que Trump guardaba documentación secreta por otras descubiertas a principios de año por los Archivos Nacionales.

Estos, responsable de custodiar material histórico, descubrieron que el ex mandatario se había llevado a su residencia documentos “altamente clasificados”.

Efectivamente, los agentes descubrieron 184 documentos únicos comarcas expresas de que eran información secreta. Incluso, 25 de ellos lucían el sello de top secret.

Así las cosas, el FBI avisa de que difundir el contenido de esa documentación podría haber expuesto operaciones de los servicios de Inteligencia. Asimismo, estrategias y tácticas para recopilar información extranjero.

Por tanto, los agentes daban por descontado que, al registrar la mansión de Trump, hallarían más documentación teóricamente protegida, como así fue.

Trump tenía cartas de Kim Jong-un ¡¡en su casa!!

En el registro, el FBI requisó unas doce cajas que contenía materiales clasificados, confirmándose, de ese modo, sus sospechas.

Además, el ex mandatario podría haber incurrido en un delito de obstrucción a la Justicia, algo que también esgrimieron los agentes ante el juez.

Por su lado, el anterior inquilino la Casa Blanca no ha tardado en salir al paso ante lo que llama “una treta total de relaciones públicas”.

En su perfil de Truth Social, asegura que no hizo “nada malo” y acusa a la agencia federal de presentar un texto “muy manipulado”.

Asimismo, ha cargado contra el juez Bruce Reinhart por firmar la orden de registro que reclamaba el FBI.

Trump desliza que denunciará el registro en Mar-a-Lago

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.