La inflación de la OCDE bajó en julio al 10,2%

La inflación de la OCDE bajó en julio al 10,2%

Por primera vez desde noviembre de 2020, la inflación de la OCDE ha bajado, situándose en el 10,2%. Esto es una décima menos que en junio, pero seis por encima de la tasa de mayo.

Además, 15 de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos registraron subidas de su inflación de doble dígito. El mes anterior eran trece.

Detrás de esta leve bajada de la inflación de la OCDE se encuentra la ralentización en su escalada de los precios energéticos. Registraron un 35,3%, mientras que en junio el porcentaje fue del 40,7%.

Sin embargo, los precios de los alimentos subieron hasta el 14,5%, es decir, un 1,2% más que el ritmo de encarecimiento de junio.

Así, la inflación subyacente, llegó a situarse en el 6,8%. Esto es tres décimas más que en el sexto mes del año. Este índice no tiene en cuenta los precios energéticos ni los de los alimentos debido a su mayor volatilidad.

Por países, la mayor tasa de inflación se observó en Turquía, con una subida del 79,6%. Le siguen Estonia, con un 22,9%, Lituania (21,6%) y Letonia (21,5%).

Asimismo, los menores ritmos de encarecimiento de los precios se registraron en Japón, con un 2,6%, Suiza (3,4%) e Israel (5,2%). Además, no hubo deflación en ninguno de los países pertenecientes a la OCDE.

Cabe recordar que la inflación de la OCDE cerró 2021 en su cota más alta desde 1991, pese a lo cual ha seguido subiendo. Han tenido que pasar veinte meses para que, por primera vez, caiga.

A ello se ha unido la guerra en Ucrania y el cuello de botella en la cadena de suministros, que ha disparado los precios a lo largo de este 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.