Indonesia no permite trabajo humanitario para las víctimas del terremoto

Indonesia no permite trabajo humanitario para las víctimas del terremoto

Tendrán que abandonar Célebes y las ONG internacionales deberán tener permisos para trabajar con las organizaciones locales.
Los trabajadores humanitarios estranjeros en Célebes que ayudan a las víctimas del terremoto y el tsunami en la isla indonesia deberán abandonar la zona. Así lo ha ordenado la Agencia para la Gestión de Desastres en Indonesia, BNPB, que también avisa de que las ONG internacionales deberán obtener los permisos oportunos y trabajar con organizaciones locales.

Lo ha publicado en un mensaje por Twitter en el que se dice que “las ONG extranjeras no están autorizadas para ir directamente al terreno”, y que llevarán a cabo “todas sus actividades en asociación con socios locales”. Las que ya están en la zona afectada y han ofrecido ayuda o van a hacerlo “tienen que registrar su asistencia con los ministerios o agencias pertinentes”, así como obtener una autorización para ejecutar su trabajo junto a socios locales.

Igualmente, la agencia advierte de que “los ciudadanos extranjeros que están trabajando con ONG extranjeras no están autorizados para realizar ninguna actividad en los lugares afectados por los desastres” y aconsejan a las organizaciones humanitarias “que han desplegado a su personal extranjero que lo retiren inmediatamente”.

La BNPB ha detallado que “es necesario un monitoreo de los voluntarios extranjeros”, además de que “las ONG extranjeras que quieran ofrecer ayuda pueden hacerlo a través de la Cruz Roja Indonesia, con las directrices de los ministerios o agencias respectivos o socios locales”.

El terremoto y posterior tsunami del 28 de septiembre ya ha causado casi 2000 muertos, según el último balance, pero tradicionalmente las autoridades indonesias son reacias a ser consideradas dependientes de la ayuda exterior para afrontar desastres naturales. De hecho, el Gobierno de Indonesia rechazó ayuda extranjera después de los terremotos en la isla de Lombok.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *