Indicador de Confianza: España empeora, mientras Europa se relanza

Indicador de Confianza: España empeora, mientras Europa se relanza

El indicador de confianza económica de la zona euro y la Unión Europea ha mejorado notablemente en agosto. Esto ha permitido recuperar ya, en ambas regiones, hasta el 60% de lo perdido durante el confinamiento de marzo y abril. Menos en España.

Según el indicador de sentimiento económico (ESI), España es la única de entre las grandes economías europeas donde el índice de confianza económica “ha empeorado”.

En el caso de España, este indicador de confianza económica se ha situado en los 88,1 puntos del mes de agosto, frente a los 90,6 del mes anterior. Pone fin a tres subidas consecutivas tras el desplome del confinamiento.

El deterioro de la confianza económica de España en agosto contrasta con las fuertes mejoras observadas entre las principales economías de la zona euro. De este modo, el ESI de Alemania se ha situado en agosto en 94,3 puntos, frente a los 88,4 de julio. En Francia ha pasado de los 82,2 puntos del mes pasado a los 91,5 de agosto, y en Italia ha pasado a los 80,6 enteros desde los 77,9 del mes anterior.

Esta pérdida de confianza económica, se refleja en una fuerte caída del indicador de expectativas de empleo del país. Baja del 94,3 de julio al 86,7 de agosto.

Este dato contrasta con la recuperación registrada entre las grandes economías europeas, la zona euro y los veintisiete.

En el caso de Alemania, el índice de confianza económica ha subido en agosto hasta los 94 puntos desde los 89,8 de julio, mientras que en Francia ha mejorado 4,9 enteros, hasta los 90,2 puntos. En Italia ha subido desde los 87,1 puntos de julio hasta los 91,3 de agosto.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ya advirtió de que la economía española podría rezagarse en la recuperación de la crisis.

El índice compuesto de indicadores líderes (CLI), diseñado por la OCDE, se situó en el caso de España en 93,72 puntos. En el mes anterior estaba en los 94,31. Esto sugiere “signos tentativos de desaceleración”.

Nadia Calviño, vicepresidenta económica, ha asegurado que los indicadores macroeconómicos “diarios y más recientes” apuntan a que la “reactivación está en marcha”, aunque sea “irregular” y no afecte “a todos los sectores económicos”, ni a todos los territorios por igual.

Por otro lado, adelantó que el empleo en agosto “ha ido bastante bien”. Esto confirma que “también se está recuperando el mercado laboral”, según afirmó en una entrevista en Antena 3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.