Impuesto a la banca, “excepcional y temporal”

Impuesto a la banca, “excepcional y temporal”

Entre las medidas que Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha anunciado este martes, figura un nuevo impuesto a la banca y a las compañías energéticas.

Lo ha hecho durante su discurso inicial en el Debate sobre el estado de la Nación en el Congreso de los Diputados celebrado este martes.

Este tributo a “los grupos dominantes” del sector eléctrico, gasista y petrolero estará vigente durante 2023 y 2024.

Buscará, así, recaudar 2.000 millones de euros al año de los beneficios extraordinarios de estas compañías en 2022 y 2023.

En su intervención, Sánchez aseguró que “se habla a menudo de los beneficios caídos del cielos, pero en realidad no son tales. Los sobrebeneficios no caen del cielo, salen del bolsillo de los consumidores que pagan los recibos”.

Por otra parte, el nuevo impuesto a la banca, “excepcional y temporal” se dirige a las “grandes entidades financieras”. Señaló que “ya han empezado a beneficiarse de la subida de tipos de interés”.

Así, el nuevo tributo tendrá una vigencia de dos años y se aplicará sobre los ejercicios 2022 y 2023. El Gobierno calcula que recaudará con él 1.500 millones de euros cada año.

En ese sentido, el presidente apuntó que su Ejecutivo “no va a tolerar que haya empresas o individuos que se aprovechen de la crisis para amasar mayor riqueza a expensas de la mayoría”. “Las dificultades de una mayoría no pueden ser las alegrías de una minoría”, apostilló.

Al tratarse de impuestos no pueden tramitar se como reales decretos leyes por lo que la tramitación será a través de proposiciones de ley.

De este modo, los nuevos impuestos se unirán al tipo mínimo del 18% en el Impuesto sobre Sociedades. Un tipo que se aplica a la banca y a las empresas de hidrocarburos desde este año.

Además, a las entidades financieras se les aplica también el Impuesto sobre las Transacciones Financieras que está en vigor desde 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.