Ikea, bajo lupa en Bruselas

Se investigan posibles ventajas fiscales en Países Bajos.
Según un expediente abierto por la Comisión Europea, se va a investigar el trato fiscal que recibe, en Países Bajos, Inter Ikea, sociedad propietaria de los derechos comerciales e intelectuales y de la marca Ikea y su explotación mediante franquicias, ya que se sospecha que durante años ha contado con un trato de favor por lo que habría pagado menos impuestos y contaría por tanto con una ventaja indebida sobre otros competidores.
Así se desprende del expediente anunciado ayer por la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, quien ha declarado que “todas las empresas, grandes o pequeñas, sean multinacionales o no, deben pagar su justa parte de impuestos. Los Estados miembros no pueden dejar que ciertas compañías paguen menos impuestos permitiendo que transfieran de manera artificial sus beneficios a otro lugar”.






Se investigarán los acuerdos de 2006 y 2011
Bruselas en concreto se refiere a dos acuerdos fiscales firmados entre el Gobierno holandés y la multinacional sueca en 2006 y 2011, por los que Inter Ikea habría reducido de manera importante los beneficios sujetos a tributación en Países Bajos. Según las investigaciones, desde 2006, Inter Ikea Systems, filial de Inter Ikea en Países Bajos, pagaba anualmente una comisión a otra filial del grupo sueco con domicilio en Luxemburgo y que representaba una parte muy importante de los ingresos de esa empresa, de forma que una parte significativa de los beneficios se transferían a ese país, donde no eran gravados fiscalmente porque esa filial en territorio luxemburgués estaba exenta de pagar el Impuesto de Sociedades, gracias a un trato especial.
Este acuerdo se declaró ilegal por lo que la filial en Luxemburgo debería pagar ese impuesto a partir de 2011 , año en que Inter Ikea cambia su estructura fiscal de forma que Inter Ikea Systems se hace con la propiedad intelectual que antes poseía la filial en Luxemburgo, una operación financiada con un préstamo de la matriz, domiciliada en Liechtenstein.






Nuevo acuerdo en 2011
Con el nuevo acuerdo que suscriben Holanda e Inter Ikea Systems, según Bruselas “como resultado del pago de intereses, una parte significativa de los beneficios de las franquicias de Inter Ikea Systems tras 2011 era transferido a Liechtenstein”, ya que el pacto fiscal respaldaba el precio pagado por Inter Ikea Systems, así como el interés a abonar por esta a su matriz, a la vez que la deducción del pago de intereses de la filial de su base imponible.
La Comisión Europea entiende que esos tratos se traducían en ventajas fiscales para Inter Ikea Systems, ventajas que no estaban al alcance de otras empresas sujetas a las mismas normas fiscales en Países Bajos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.