Iglesias dice que la Policía tiene constancia de que las amenazas al juez son de ultraderecha y la Policía lo niega

Iglesias dice que la Policía tiene constancia de que las amenazas al juez son de ultraderecha y la Policía lo niega

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, ha asegurado este miércoles en el Congreso que las amenazas de muerte denunciadas por el juez Manuel García-Castellón provienen de cuentas vinculadas a Vox. Además, que Interior ya lo está investigando.

El vicepresidente ha respondido así a la Macarena Olona, secretaria general de la formación de ultraderecha, tras acusarle de alentar esas amenazas después de que el juez pidiera al Supremo que le investigara por tres presuntos delitos relacionados con la ‘pieza Dina’. Esta pieza separada esta incluida en el “Caso Villarejo”.

El juez García Castellón dirigió una carta al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en la que relataba que recibía amenazas, acusaciones y mensajes difamatorios. El magistrado se quejó de esta campaña contra él, señalando que en algunos casos dicha campaña era amplificada por miembros del Gobierno de coalición.

Olona ha acusado a Iglesias de ser un “matón” que práctica el “matonismo político”. Así, le ha preguntado si siente “el aliento de la justicia” ahora que lleva “la nuca más despejadita”.

Iglesias, defendió que el Gobierno condena todo tipo de amenazas, “vengan de donde vengan y se dirijan a quien se dirijan”. También ha recalcado que varios analistas de redes sociales han demostrado ya que las amenazas al juez provienen de “cuentas vinculadas a la extrema derecha y a Vox”. “Y el Ministerio del Interior lo está investigando ya”, ha revelado.

La Policía no confirma la versión de Iglesias

La investigación de las supuestas amenazas la ha asumido la Comisaría General de Información. Según informa Europa Press, de fuentes policiales consultadas, dicha investigación “continúa abierta y aún no permiten sacar conclusiones”.

Olona ha acusado a Iglesias, y a Podemos, de disponer de un “equipo a sueldo” para “cargarse a jueces y a personas que les ataquen”. Así lo declaró en la Audiencia Nacional su ex abogado, José Manuel Calvente.

Por su parte, Pablo Iglesias ha mostrado a Olona su extrañeza de que ella denunciara amenazas. A su vez, se exhibía exigiendo la derogación de la Ley de memoria histórica en Twitter, con la fotografía de “primer aviso” contra la estatua de Largo Caballero.

En opición de Iglesias, todas esas “amenazas orales” revelan “una enorme frustración y grandes complejos” en Vox. “A ustedes les gustaría ser terribles fascistas pero no pasan de acomplejados reaccionarios”, les ha dicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.