Iceta o el viaje a la reconciliación

No pactará con los independentistas pero tampoco con los inmovilistas.
Durante el XXII Encuentro de Economía en S’Agaró, Girona, Miquel Iceta, primer secretario del PSC y candidato a la presidencia de la Generalitat, ofrece “un viaje a la reconciliación” en las elecciones del 21D, no solo entre los propios catalanes sino que lo hace extensivo al resto de los españoles, Europa y el mundo económico. Según asegurado, es indispensable que no ganen los partidos independentistas, ya que el procés ha provocado un “desastre económico”, y para relanzar la economía catalana, la Cataluña debe volver a una posición de seguridad para el desarrollo de actividades económicas: “Tenemos que conseguir que los responsables de este descrédito no tengan la oportunidad de volver a gobernar para que no puedan volver a engañarnos y no nos vuelvan a llevar al desastre”, ha asegurado. Así, considera que las próximas elecciones no pueden ser para “premiar a los que nos han llevado al borde del precipicio y ahora nos piden que demos un paso al frente”, y en referencia a posibles pactos descarta a aquellos que “quieren romper y quienes no quieren mover nada”, invitando a PP y Ciudadanos a hacer una propuesta mejor que simplemente diciendo no a la independencia, algo que no es solución al problema en Cataluña.
“Lo que nos está pasando es un problema entre catalanes, y también con el resto de los españoles, pero principalmente es un problema nuestro”. La sociedad catalana está dividida y, para superar la fractura social, se debe recuperar la estabilidad institucional y política, trabajar coordinadamente entre las administraciones públicas, empresarios y sindicatos para, así, reducir desigualdades, de forma que Cataluña “se encuentre cómoda en el conjunto de España”. “Invito a los catalanes a fijar un rumbo de estabilidad, de sentido común, prosperidad, justicia social y sostenibilidad”, ya que los próximas elecciones posibilitan un cambio de rumbo.
En esa misma línea, Iceta quiere volver a la senda de los acuerdos: “Siempre se dijo que Cataluña era la tierra del pacto por excelencia y yo quiero volver a ese camino, y que se reencuentre el catalanismo pragmático que hizo grande a Cataluña, que se abandone esa rauxa y sobreexcitación que ha puesto en riesgo todos los avances alcanzados”. Por todo ello, Iceta quiere ser el próximo presidente catalán “para intentar superar la división entre los catalanes, y ya les anuncio que, si soy elegido, lo sacrificaré todo al servicio de este objetivo”, pero para cumplirlo, el próximo Govern deberá contar con la complicidad del Gobierno central.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.