IBM presenta el primer ordenador cuántico de la historia

IBM presenta el primer ordenador cuántico de la historia

Hasta ahora no había habido resultados tangibles a escala comercial de las investigaciones en ese terreno.
En La Vegas, en la feria de tecnología de consumo más importante del mundo, el CES, IBM ha anunciado el lanzamiento del primer ordenador cuántico para uso comercial: el Q System One. La compañía lo ha definido como “el primer sistema de computación cuántica universal diseñado para uso científico y comercial”.

El ordenador está metido en una urna de cristal que absorbe el sonido y las vibraciones y para mantenerlo a una temperatura estable debido a la extrema delicadeza de los chips cuánticos. Esta presentación de la máquina, de 20 cubits -bits cuánticos- se ha pensado para causar gran impresión. Su diseño ha corrido a cargo de Map Project Office, una conocida empresa de diseño industrial, que ha conferido a la máquina un aspecto entre vintage -se ve claramente que es un ordenador- y futurista. A pesar de que IBM asegure que se trata de un ordenador de uso comercial, la tecnología desarrollada aún está lejos de poder ser empleada más allá de la investigación científica.

El máximo responsable técnico de su desarrollo ha sido, y es, Bob Wisneiff, quien ha explicado que “todavía estamos en un nivel muy teórico, y quedan algunos años para que realmente tengamos sistemas totalmente comerciales”. No obstante, en opinión del investigador éste es el definitivo, aunque primer paso, en el camino a que estas máquinas cuánticas comerciales lleguen “en unos tres o cinco años”.

Wisneiff comenzó su carrera como físico y también es actualmente asesor del Departamento de Defensa de Estados Unidos. Con él trabajan 43 socios de IBM, entre los cuales se encuentran universidades, laboratorios y el Centro Europeo de Investigación Nuclear, CERN, llevando a cabo investigaciones en la nube, en especial en química cuántica, dirigidas al estudio de moléculas, así como en machine learning.

La principal novedad, según la compañía informática, es que por primera vez se ha logrado que la compilación cuántica tenga la fiabilidad y la apariencia de un gran ordenador. También, la máquina reduce los tiempos de investigación, al reducirse los tiempos muertos producidos cuando el sistema está caído. Además, cuenta con componentes de un ordenador tradicional, dentro de un sistema aislado con el fin de mantener su estabilidad.

Según explica el investigador responsable, lo siguiente será trabajar con los socios que ya utilizan sistemas de IBM para “aprender todo lo que aún necesitamos aprender sobre esta tecnología”, e invita a otros que quieran unirse.

La gran diferencia entre la informática cuántica y la informática clásica es que esta última utiliza los bits tradicionales que guardan la información como 0 y 1, en tanto en cuanto la cuántica utiliza el fenómeno llamado superposicion para usar ambos valores simultáneamente. Esto permite que el cubit, la unidad de información básica en informática cuántica, pueda ser 1 y 0 al mismo tiempo, con lo que la cantidad de información acumulable crece exponencialmente, aumentando hasta el infinito las posibilidades de este tipo de computacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *