Hungría bloquea el fondo de recuperación

Hungría bloquea el fondo de recuperación

Hungría y Polonia han cumplido sus amenazas y han bloqueado el fondo de recuperación y los presupuestos europeos para los próximos 7 años. Todo porque la recepción del fondo estaba condicionada a que en los países estuviera constituido el estado de derecho. Si no era así, los fondos se congelarían en dichos países.

El bloqueo supone que, efectivamente ni en Polonia ni en Hungría impera el estado de derecho, todo lo justo que se espera.

Sin embargo, alguien en la UE debería estudiar por qué dos países que entre los dos, suman los habitantes sólo de España: 48.031.161 pueden poder en jaque a otros 25, con una población de 446.824.564 millones de habitantes. Sencillamente no es posible.

Que el tema era peliagudo se sabía desde que se aprobó en julio pasado. Y la semana pasada los dos gobiernos ya se lo anticiparon, tanto a las instituciones comunitarias, como a Angela Merkel, la canciller alemana.

Pues bien, hoy las amenazas se han cumplido. Ambos países han vetado los presupuestos, y también la decisión de recursos propios, que es la que permite a la UE ir a los mercados a buscar 750.000 millones del fondo de recuperación.

En cambio, sí se ha aprobado la condicionalidad de los fondos al estado de derecho, pero solo porque en este caso, la decisión se podía tomar por mayoría calificada.

“Si Hungría bloquea, vamos de nuevo a una crisis”, indicaron fuentes diplomáticas, añadiendo que tocará a los jefes de gobierno discutirlo este jueves.

Ni Budapest ni Varsovia tienen ningún problema con los presupuestos ni con el fondo de recuperación como tal. Al contrario, saldrían beneficiados. Al parecer, su dificultad se centra en esta condicionalidad de los fondos al cumplimiento del estado de derecho.

Y ambos, se consideran las potenciales víctimas de este sistema y como tales, se resisten a introducirlo.

Empieza ahora un pulso entre los dos países y el resto. Sin embargo, hay dos vías de actuación que tendrá que decidir la presidencia alemana de la UE.

La primera, modificar los textos. Tarea difícil porque llegan después de una trabajada negociación con el Parlamento Europeo, que difícilmente aceptará una rebaja de las condiciones. O esperar que acaben cediendo, aunque es una apuesta arriesgada.

El retraso en el desembolso del esperado fondo parece ya inevitable, porque todo queda ligado, fondo de recuperación, presupuestos y condicionalidad, y seguirá un proceso de ratificación que llevará unos meses.

Después, se iniciará la presentación de los proyectos, su aprobación y el desembolso final. Todo esto, sin embargo, si primero llega la aprobación del paquete, ahora secuestrado por Hungría y Polonia.

1 thought on “Hungría bloquea el fondo de recuperación”

  1. Cuando 2 países minoritarios dentro de la UE, que no representa ni el 10% de la población, pueden bloquear acuerdos frente a 25 países que sí lo están; me pregunto dónde está la democracia, más bien me parece una tiranía. No puede ser que 2 países -actualmente con gobiernos de dudosa actuación democrática interna- pongan en jaque al resto de la UE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.