Hong Kong ya no volverá a ser lo mismo

Hong Kong ya no volverá a ser lo mismo

Manifestantes de la oposición ocuparon y después desalojaron este lunes la Asamblea Legislativa de Hong Kong, algo que ha sido criticado por Carrie Lam, jefa del Ejecutivo hongkonés, por la violencia con la que se desarrolló el asalto, y anunció que el proyecto de ley de extradición “no volverá”.

No obstante, Lam aseguró que los responsables de la entrada violenta y vandalización del interior del edificio tendrán su castigo, subrayando la importancia del estado de derecho en la ciudad autónoma, expresando tristeza y enfado por el caos causado.

La Asamblea Legislativa fue asaltada por cientos de activistas enarbolando banderas del antiguo colonia británica y una versión en blanco y negro de la Bauhinia –la bandera de Hong Kong-, que se ha convertido en símbolo de las protestas. Durante varias horas, protegidos por escudos caseros, cascos amarillos y paraguas, permanecieron en el recinto. Además, causaron numerosos daños materiales e hicieron pintadas en las paredes del salón de plenos.

Durante la ocupación, los manifestantes insistieron en ser sus cinco reivindicaciones, que recogieron en un comunicado conjunto: la retirada de la ley de extradición a China; una investigación por el uso por parte de la policía de pelotas de goma y bolsas de perdigones contra aquellos que protestaban; la retirada de todos los cargos presentados contra los manifestantes desde el 12 de junio; la liberación de todos los detenidos y la dimisión de la propia jefa ejecutiva.

En las manifestaciones de este lunes participaron alrededor de 550.000 personas en contra del acercamiento político de Hong Kong a China, coincidiendo con el 22º aniversario de la devolución de la ciudad autónoma al régimen chino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.