Los ‘hombres de negro’ ya están aquí

Los ‘hombres de negro’ ya están aquí

Vuelven los ‘hombres de negro’ de Bruselas para controlar el reparto de los 140.000 millones de euros de los fondos europeos para España. Llegarán en setiembre con la expresa misión de constatar que las ayudas procedentes de la Unión Europea se invierten en lo que se ha dicho que se invertirán.

Así lo revela El Confidencial Digital (ECD), que ha tenido acceso a fuentes conocedoras de Bruselas.

La mayoría de las actuaciones de los ‘hombres de negro’ será en el Ministerio de Hacienda. Entre los organismos de control que ha establecido del Gobierno figura la Autoridad Responsable del Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia.

Ésta depende de la Secretaría General de Fondos Europeos del Ministerio de Hacienda y responderá ante la Comisión Europea. También dependiente de la cartera de María Jesús Montero tenemos la Intervención General del Estado, que, asimismo, es responsable de los fondos.

Por segunda vez, España quedará bajo la tutela de Europa, como sucedió en 2012. La diferencia está en que en esa época la vigilancia se debió al rescate a la banca.

Según las fuentes comunitarias consultadas por ECD, los inspectores europeos irán también a otros organismos. Entre ellos, el Ministerio de Economía, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la Dirección General de Seguros y el Instituto Nacional de Estadística.

‘Hombres de negro’ en Moncloa

Asimismo, ‘entrarán’ en La Moncloa, donde tiene su sede la Unidad de seguimiento de los fondos europeos. Se trata de un departamento creado por la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno.

Dicha unidad da apoyo técnico a la comisión interministerial creada para evaluar los avances tras la ejecución de los distintos objetivos establecidos.

Otra de sus funciones será elaborar los informes que se deben remitir periódicamente a la Comisión Europea acerca de esos cumplimientos.

También será el eje central sobre el que girarán las relaciones con las Comunidades Autónomas. A su vez, la colaboración público-privada, pudiendo plantear la reprogramación de las cantidades y el destino de los fondos.

Esta Unidad no tiene capacidad de decisión. Sin embargo, tendrá que asegurarse de que las inversiones y los gastos cumplen lo decidido en la comisión interministerial.

Así, las directrices generales acerca del destino del dinero correrán a cargo de la comisión interministerial que preside Pedro Sánchez.

Un una primera instancia, la unidad controlará las transferencias directas, los fondos que no se tienen que devolver. De ellos, el 70% se destinarán a la transición ecológica y digital, con un 37% para lo primero y un 33%, para lo segundo.

La misión de los ‘hombres de negro’ será velar para el cumplimiento de los objetivos marcados. No obstante, cabe reseñar que la Comisión Europea no ha dado orientación, formal o informal, acerca de cómo organizar el reparto de los fondos. Tampoco pone en cuestión que el centro de decisión sea La Moncloa.

Dos informes anuales

Y es que España es el segundo país, justo detrás de Italia, que más fondos recibirá. Francia es el tercero y Alemania, el cuarto, lo que explica esa especial vigilancia a nuestro país.

Así, desde el Ejecutivo comunitario subrayan que las transferencias dependen directamente de la consecución de unos objetivos o hitos. Para ello, el Gobierno de Sánchez deberá acometer reformas importantes.

Por tanto, habrá que presentar dos informes al año ante la Comisión Europea con los hitos alcanzados.

Para este año, llegarán antes de que termine setiembre 9.000 millones de euros. A ellos se añadirán 10.000 millones más en el tramo final de 2021. Después vendrán otras dos entregas.

En concreto, 18.000 en 2022 y 17.000 millones en 2023. Para los primeros se deberán aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y para los segundos, se tendrán que haber reformado las pensiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.