El hombre que castró a otro y mantuvo sus órganos en el congelador

El hombre que castró a otro y mantuvo sus órganos en el congelador

Bob Lee Allen, de 53 años, y Thomas Evans Gates, de 42, fueron detenidos por castrar a otro hombre. Los hechos ocurrieron en una cabaña en un área remota de Wister, en el estado Oklahoma, (Estados Unidos).

El suceso se descubrió cuando el propio Allen llevó a la víctima a un hospital sangrando abundantemente por la entrepierna.

La víctima dijo a los médicos que le atendieron que le habían quitado el escroto y los testículos después de que le aplicaran anestesia local. También señaló que el autor de los hechos fue, Bob Lee Allen, aunque Gates le asistió en todo momento.

Según las investigaciones policiales, la víctima se puso en contacto con Allen después de leer una publicidad para castraciones. El sujeto viajó desde Virginia para hacerse la cirugía después de hablar con el sospechoso vía Skype. Allen dijo que tenía 15 años de experiencia y que lo haría sin coste.

La víctima cayó dormida a los pocos minutos. Al despertar se dio cuenta que sangraba considerablemente. Allen aceptó llevarlo a un hospital después de decirle que su política era evitar salas de emergencias y morgues.

En declaraciones a la policía, la victima señaló que Allen aseguró ser un caníbal cuando terminó la operación. Y que tenía un refrigerador lleno de partes humanas. Añadió que alguna vez mató a alguna persona en un procedimiento similar.

Detuvieron a los sospechosos cuando fueron a visitar al hombre al hospital. La policía del condado investiga ahora si hay más víctimas. Tampoco se ha encontrado el refrigerador con partes humanas.

Los trabajadores del hospital denunciaron el hecho a las autoridades el 14 de octubre. Los agentes llegaron a la cabaña al día siguiente y encontraron herramientas médicas ensangrentadas, medicinas y memorias flash. También hallaron los testículos de la víctima en una bolsa.

“Es algo que nunca habíamos visto en esta parte del país”, dijo Rodney Derryberry, alguacil del condado de Le Flore en rueda de prensa.

El 1 de junio, el departamento de policía de Richmond (California), informó sobre la detención de Dwayne Wallick, de 37 años de edad, por el presunto asesinato y canibalismo de su abuela de 90 años de edad Ruby Wallick.

En abril, otro hombre fue detenido como sospechoso del asesinato de tres personas después de que se encontrara en su jardín el pene cortado de un varón desaparecido. Los hechos tuvieron lugar en la remota aldea de Severnoye en Siberia (Rusia). Investigaciones posteriores resultaron con el hallazgo de los restos de otros dos hombres más.

El 20 de abril detuvieron a Victor Zakharov, de 66 años, y la policía ahora está investigando si se comió a sus presuntas víctimas.

En España, un chico de 26 años mató a su madre, en febrero de 2019. Descuartizó el cadáver y lo guardó durante un mes en varios envases. Confiesa que se lo estaba comiendo con ayuda de su perro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.