Harris, vicepresidenta

Harris, vicepresidenta

A la histórica victoria de Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, se une otro hito en la historia del país: Kamala Harris se convierte en la primera mujer vicepresidente. Más de 74 millones de votos lo han respaldado.

Los estadounidenses han elegido a “la primera mujer en el puesto, pero no la última”. Así lo afirmó la flamante vicepresidente electa en su discurso de agradecimiento a los votantes.

En su intervención, previa a la de Biden, tuvo palabras de recuerdo y agradecimiento a las mujeres que lucharon por sus derechos y por el voto antes que ella. Prepararon, dijo, el camino para que Harris ocupe el segundo puesto más importante de Estados Unidos. Y no hay que olvidar que muchas ocasiones actuará como presidente.

Asimismo, Kamala se dirigió a las mujeres más jóvenes, agradeciéndolas también que acudieran a las urnas. Igualmente, tuvo palabras para las niñas a las que aconsejó “soñar con ambición y liderar con convicción”.

Comenzó su discurso citando a John Lewis, histórico activista por los derechos civiles y congresista estadounidense que falleció en 2020. Proclamó que “la democracia no es un estado, es un acto, sólo es fuerte por la voluntad que existe de luchar por ella”.

En opinión de la vicepresidente electa, estaba en juego en estas elecciones “el alma de Estados Unidos”, enfrentando a la pareja que forman ella y el presidente electo al otro binomio, el republicano de Donald Trump y Mike Pence.

Así, trasladó a sus seguidores que “durante cuatro años os manifestasteis por la igualdad y la justicia, por vuestras vidas y por nuestro planeta. Y luego votasteis y enviasteis un claro mensaje: elegisteis esperanza, decencia y verdad”.

Por último, agradeció a Biden la “audacia” de elegir una mujer para que lo acompañe en su carrera presidencial. Añadió: “romper las barreras del país”, para luego afirmar que servirá al presidente como él hizo durante el periodo en que gobernó Obama.

Antes de presentar a Biden, su compañero en la carrera presidencial, concluyó diciendo: “Hoy empieza el trabajo de verdad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.