¿Se han montado ya en un autobús sin conductor en Madrid?

¿Se han montado ya en un autobús sin conductor en Madrid?

A mediados de enero, la Comunidad de Madrid presentó el primer autobús sin conductor de España, el Z10, un vehículo 100% eléctrico. Luego vino la epidemia, el estado de alarma en todo el país y la suspensión de las actividades académicas. Por ello, hubo que retrasar su estreno.

Desde esta semana, ya está operativo en el campus de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) de Cantoblanco. Recorre un itinerario de 3,7 kilómetros, con siete paradas en las instalaciones principales de esa universidad.

De ello informa el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) en su página web. Ángel Garrido, consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad, ha explicado que “la innovación ha sido clave para dar respuesta desde el transporte público a los retos que ha supuesto la pandemia del coronavirus”.

“Por eso es fundamental continuar con proyectos piloto como el de este autobús autónomo, que nos permiten poner en práctica nuevas formas de movilidad segura y sostenible que den respuesta a los retos del futuro”, añadió.

El CRTM, la UAM, la Dirección General de Tráfico y el operador ALSA firmaron un convenio en enero para lanzar este autobús sin conductor. Ahora se estrena con cabecera en la estación de Cercanías del campus universitario, prestando servicio entre las 7:15 y las 15:15 horas.

Tiene parada en las facultades de Derecho y Psicología, el Rectorado, la Politécnica y las residencias, entre otros puntos del recorrido. Asimismo, todas las paradas cumplen con los estándares de accesibilidad del CRTM.

Todas las medidas frente a la Covid-19 están presentes en el autobús sin conductor

La capacidad del autobús sin conductor es de 12 personas. Sin embargo, su aforo se ha reducido a 7 para cumplir con las medidas de seguridad y prevención frente a la Covid-19. También se han instalado dispensadores de gel hidroalcohólico.

Con el fin de garantizar la seguridad, siempre circulará con un asistente técnico en el interior del vehículo. Éste podrá conducir el autobús manualmente si se presenta algún incidente, además de controlar el aforo y el uso de mascarilla.

Todo el itinerario y las paradas se han adaptado para que el vehículo funcione de forma óptima. Además, se ha señalizado el carril por el que transita mediante una cuerda o línea continua en el eje central. También se han instalado señales de tráfico que indican que el recorrido es una vía preferente de circulación para el autobús.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.