Ha muerto Desmond Tutu

Ha muerto Desmond Tutu

Figura clave de la lucha contra el Apartheid, Desmond Tutu, arzobispo emérito de Sudáfrica, ha fallecido este domingo a los 90 años de edad. La muerte de uno de los premios Nobel de la Paz se ha producido en Ciudad del Cabo, anunció el Gobierno sudafricano.

Cyril Ramaphosa, presidente de Sudáfrica, ha calificado el fallecimiento como “otro episodio de duelo nacional durante el adiós a una generación que nos entregó una Sudáfrica liberada”.

Tras haber sido hospitalizado en varias ocasiones para tratar infecciones asociadas con el cáncer de próstata, finalmente falleció “en paz”. Se encontraba convaleciente en el centro de atención médica para pacientes de avanzada edad Oasis, en Ciudad del Cabo.

Por su lado, Ramphela Mamphele, la presidente interina de la fundación de Desmond Tutu, confirmó la muerte del arzobispo. Lo hizo en una declaración en nombre de la familia Tutu, aunque no dio detalles acerca de la causa de su muerte.

A pesar de las diferencias con Nelson Mandela, el otro gran líder de la lucha contra el Apartheid, su nombre permanecerá siempre unido a él.

Tutu calificó la política de segregación racial como “por naturaleza mala, inmoral y absolutamente irreconciliable con la palabra de Dios”.

Nacido en 1931 en Klerksdorp, en la antigua república del Transvaal (Unión Sudafricana), su figura cobró importancia a partir de 1978.

Tras acceder a la dirección del Consejo Eclesiástico Sudafricano, convirtió a éste en estandarte de la lucha contra la segregación racial.

Desmond Tutu recibió el Nobel de la Paz en 1984

No en vano, en 1984 se le galardonó con el Premio Nobel de la Paz, y dos años después fue nombrado arzobispo de Ciudad del Cabo.

A partir de ahí aprovechó su púlpito para denunciar la represión del Estado y organizó marchas de protesta.

Asimismo, luchó para lograr la imposición de sanciones contra el Gobierno sudafricano que presidía Pieter Botha.

Con Frederik de Klerk en la Presidencia de Sudáfrica y liberado Mandela, que ganó las elecciones de 1994, Tutu asumió un papel distinto. Pasó a presidir la Comisión de Verdad y Reconciliación del país.

En esa labor, adoptó una posición unificadora entre blancos y negros en Sudáfrica, al tiempo que criticó los sucesivos Gobiernos del partido de Mandela.

Posteriormente, ya entre 2007 y 2013, el arzobispo emérito de Sudáfrica presidió la organización ‘Los Ancianos’. Se trata de un grupo independiente de líderes mundiales ya veteranos que trabajan por la paz y los Derechos Humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.