Guindos culpa a Zapatero de la burbuja inmobiliaria que creó el PP

Desde 2013, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria han encargado analizar decenas de operaciones “dudosas” y de riesgo.
Luis de Guindos, ministro de Economía, durante su intervención en la Comisión acerca de la crisis financiera, ha culpado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de no resolver el problema de fondo que tenían las cajas de ahorro y de no tomar medidas para mejorar su gobernanza, como demuestra, aseguró, la recaída en 2011 de Bankia, Catalunya Caixa y Caixa Galicia. A su vez, dijo que se han enviado a la Fiscalía casi 60 operaciones “dudosas” y de riesgo, analizadas por el FROB, que habrían generado más de 3.700 millones de euros de perjuicio. Con respecto a las preferentes, De Guindos afirmó que “prácticamente todos los arbitrajes, unos 300.000, se resolvieron a favor de los ahorradores”, con lo que se han devuelto casi 8.000 millones de euros.
En relación a Rodrigo Rato, aseguró que no exigió el cese del expresidente de Bankia, sino que fue él mismo quien dimitió. Según su versión, después de comunicar su dimisión a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, le llamó al día siguiente y le dijo que lo había pensado bien y que iba a continuar hasta la siguiente Junta. “Ahí le dije ‘usted dimite inmediatamente porque ya lo ha comunicado a la CNMV’”.

El Banco de España no fue ajeno a la nacionalización de Bankia
En contra de lo que manifestó Rato en su comparecencia, el ministro de Economía afirmó que “el propio Gobernador me mandó un email en el que aconsejaba la transformación de los 4.500 millones de participaciones preferentes de BFA-Bankia en capital”. A su vez, negó que la cantidad que el Estado inyectó en Bankia estuviera determinada por la reformulación llevada a cabo por el equipo del presidente de la entidad en ese momento, José Ignacio Goirigolzarri, sino que quedó definida por el programa de asistencia financiera de la Unión Europea avalada por la estimación hecha por la consultora Oliver Wyman.
Durante su comparecencia, De Guindos ha ido repasando todas las medidas adoptadas por los gobiernos del PP desde finales de 2011 para sanear el sector financiero español. “Sin el rescate de la banca española, el Tesoro hubiera estado obligado a emitir deuda y eso hubiera supuesto el rescate de toda la economía y la expulsión de España del euro”. Según el titular de Economía, el Gobierno del PP heredó una economía con un 23% de paro y dos millones y medio de empleos destruidos, y “el nuevo digo decidió afrontar la situación de manera exhaustiva e integral”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.