La guerra entre Armenia y Azerbaiyán

La guerra entre Armenia y Azerbaiyán

Como resultado de la escalada de las hostilidades entre Armenia y Azerbaiyán, al menos 31 militares de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj han muerto desde el domingo en esta región fronteriza situada en el sur del Cáucaso.

Araik Arutiunián, presidente de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj, comunicó a través de su página de Facebook que “decenas” de militares y civiles fallecieron, o resultaron heridos.

Arutiunián comunicó que Azerbaiyán ha utilizado para su ofensiva “cazas turcos F-16”. Habían llegado al país “hace un mes” con “el pretexto de participar en unas maniobras”.

Si bien Arutiunián no precisó el número de militares muertos en un primer momento, el Ministerio de Defensa de Nagorno Karabaj ha ido actualizando el número de bajas, publicando la identidad de los soldados fallecidos.

Horas antes, tanto las autoridades de Nagorno Karabaj como Nikol Pashinyan, primer ministro de Armenia, decretaron la ley marcial y una movilización general.

Nagorno-Karabaj, una franja de más de 4.400 kilómetros cuadrados, situada entre Azerbaiyán y Armenia, ha vuelto a cobrar actualidad por los enfrentamientos de julio pasado y de este pasado domingo.

Shushán Stepanian, portavoz del Ministerio de Defensa armenio, denunciaba que las fuerzas del país vecino dispararon contra una base militar armenia en Vardenis. Emplearon su fuerza aérea.

Este ataque a posiciones armenias sería en represalia al sufrido por lo azeríes en la región de Dashkasan, según ha manifestado un portavoz de Azerbaiyán.

Stepanian anuncia venganza. Ambos países aspiran al control de autoproclamada república, reavivando así un conflicto enconado desde más de 30 años.

Estados Unidos media entre Armenia y Azarbaiyán

El Gobierno de Estados Unidos urgió a los líderes de Armenia y Azerbaiyán a “cesar inmediatamente” las hostilidades en Nagorno Karabaj. Encierra el conflicto más antiguo del espacio postsoviético.

En un comunicado, el Departamento de Estado condenó “en los términos más fuertes” la escalada de violencia. Indicó que Stephen Biegun, subsecretario de Estado de EEUU, conversó por teléfono con Jeyhun Bayramov, ministro de Exteriores de Azerbaiyán, y con Zohrab Mnatsakanyan, titular de la misma cartera en Armenia.

Por su lado, Antonio Guterres, secretario general de la ONU, condenó este domingo los enfrentamientos y anunció un dialogo con las partes. El objetivo es pedir que las hostilidades se detengan inmediatamente y que haya una vuelta al diálogo.

“El secretario general está extremadamente preocupado por la vuelta a las hostilidades”, señaló en un comunicado su portavoz, Stéphane Dujarric. Dijo que Naciones Unidas “condena el uso de la fuerza y lamenta la pérdida de vidas y el impacto en la población civil”.

El origen de los enfrentamientos en Nagorno-Karabaj se remonta a la época del imperio ruso.

Habitada por una mayoría étnica de armenios cristianos, siempre hubo tensiones con la minoría turca de fe islámica. Sin embargo, tanto los zares como la Unión Soviética supieron mantenerlas a raya.

Tras el colapso de la URSS comenzó también el frágil equilibrio étnico y religioso en el territorio.

En 1988 la asamblea regional aprobó una resolución para que Nagorno-Karabaj se incorporara a Armenia. Ello a pesar de que desde 1921 formaba parte de Azerbaiyán por decisión del Gobierno soviético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.