La Guardia Civil detiene por corrupción al subdelegado del Gobierno en Valencia

La Guardia Civil detiene por corrupción al subdelegado del Gobierno en Valencia

En la mañana de ayer, Rafael Rubio, subdelegado del Gobierno en Valencia, y Alfonso Grau, exvicealcalde de la ciudad del Turia, fueron detenidos por la Guardia Civil en el marco del caso Azud.

Se les acusa de cobrar ‘mordidas’ a cambio de adjudicaciones de infraestructuras. Asimismo, la Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armado ha detenido a la hija de Grau y a otras diez personas.

El operativo se ha desarrollado en Valencia, Alicante, Madrid y Tomelloso, según fuentes conocedoras han trasladado a Europa Press.

En el transcurso de la operación, la UCO ha registrado el domicilio del exvicealcalde de Rita Barberá. Igualmente se ha procedido en la residencia del hasta ahora subdelegado del Gobierno en Valencia. Se ha cesado a Rubio en su cargo público y el PSPV-PSOE le ha suspendido de militancia.

Esta es la segunda fase del caso Azud. Así, el Juzgado de Instrucción número 13 de València investiga supuestas comisiones con facturas presuntamente falsas. Las habrían emitido diversas empresas adjudicatarias de obra pública del Ayuntamiento de València.

La causa se inició hace tres años, permaneciendo el secreto de sumario. Se abrió por delitos de cohecho, falsedad documental, blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública y tráfico de influencias.

Ya en la primera fase se detuvo a José María Corbín, abogado y cuñado de Barberá, y al letrado Diego Elum. No obstante, ambos quedaron en libertad con medidas. También figuran como investigadas la mujer y las hijas de Corbín.

Además, se investiga a Rubio en otro procedimiento. En concreto en una pieza separada del caso Imelsa. Se investigan contrataciones supuestamente irregulares en las empresas públicas Imelsa y Ciegsa.

Una vez que se conoció su imputación en este caso, el ya ex subdelegado del Gobierno en Valencia se desvinculó de los hechos. Afirmó que había sido “extremadamente escrupuloso” respecto a los contratos que realizó en 2011 a dos asesoras a su cargo en la Diputación. Las plazas no se crearon a instancia suya.

Rafael Rubio fue diputado provincial y portavoz socialista en el Consistorio valenciano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.