Guaidó acusa a Maduro de querer llevarse 1.200 millones de dólares a Uruguay

Guaidó acusa a Maduro de querer llevarse 1.200 millones de dólares a Uruguay

La transferencia se ha planteado cuando la mayor parte de los países han reconocido a Guaidó como presidente.
Juan Guaidó, “presidente encargado” autoproclamado de Venezuela, ha avisado que Nicolás Maduro, y su Gobierno, pretenden mover entre 1.000 y 1.200 millones de dólares a Uruguay. Esto ocurre cuando el país está sumido en una crisis financiera y con pocas posibilidades que tiene de actuar en el mercado internacional.

En enero se acordó en el Congreso opositor pedir que se congelaran las cuentas de la República por parte de los países del mundo, puesto que Estados Unidos y la mayor parte de las naciones europeas no reconocen a Maduro como presidente.

El Bandes, Banco Nacional de Desarrollo venezolano, cuenta con una sucursal en Uruguay y Guaidó ha pedido a Montevideo que detenga la transferencia de fondos para esa entidad, puesto que se considera que es un escape para “robarse” el dinero.

“Pedimos a Uruguay en este caso que no les permita robar”, ha apuntado el “presidente encargado” en un discurso que ha sido transmitido por televisión frente a la Asamblea Nacional.

Cada vez es más difícil para el Gobierno de Maduro controlar los recursos en el sistema financiero internacional, ya que los bancos internacionales no se prestan a ser intermediarios de las transacciones a causa de las sanciones financieras que impone EEUU.

Según ha trasladado una fuente conocedora del tema, el dinero que, presuntamente, se quiere mover a Uruguay se encontraría en las cuentas que el equipo de Maduro administra.

Estos movimientos se han decidido tras que más de doce países europeos reconocieran a Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional, como “presidente encargado”.

Por otra parte, y en medio de este caos político, se ha hecho un llamamiento al diálogo entre la oposición y Maduro por parte del Gobierno de Uruguay. Desde este país consideran a Maduro presidente legítimo.

En otra línea, se intenta tomar el control, por parte del equipo de Guaidó, de una filial de la petrolera venezolana en EEUU y parar la venta de oro en el extranjero.

En enero fueron compradas unas tres toneladas de oro al Banco Central de Venezuela por parte de una empresa de Emiratos Árabes. Esta misma empresa trasladó la semana pasada que no realizaría más compras hasta que en Venezuela la situación se “estabilizara”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *