Granados responsabiliza a Cospedal de las comisiones ilegales del tranvía de Boadilla

El ex dirigente del PP madrileño presentó un recurso ante el Juzgado Central de Instrucción número 6.
El presunto líder de la trama Púnica, Francisco Granados, ha señalado a María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa, como la responsable de la adjudicación de las obras del Metro Ligero a Boadilla del Monte, de las que se le acusa de cobrar comisiones ilegales, por ser ella quien le sustituyó en la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid a finales de 2004. Así lo hecho en el recurso presentado contra el auto en el que el magistrado Manuel García Castellón imputó a Juan Miguel Villar Mir, ex presidente de OHL, y a Javier López Madrid, su yerno, por el presunto pago de comisiones. El constructor David Marjaliza declaró que él, Granados y López Madrid se repartieron una comisión de 3,6 millones de euros por la adjudicación de tres obras de Metro de Madrid. El acusado afirma que la adjudicación de esta obra, por valor de 86,5 millones de euros, tuvo lugar en enero de 2005, cuando Cospedal ya era consejera de Transporte, por lo que, mantiene la defensa de granados, su defendido “no ostentaba ningún cargo fundamental o relevante” en ese momento.
El ex consejero sostiene que no tiene “ningún tipo de vinculación con los que han declarado, bien sea con don Javier López Madrid, con Obrum,, con don Juan Miguel Villar Mir, o cualquiera de los aquí investigados”, y que él lo dejara todo claro en su declaración ante la Audiencia Nacional el 12 de febrero. En el escrito del recurso presentado, la defensa del ex dirigente popular de Madrid se pregunta “qué responsabilidad tiene mi patrocinado cuando la obra es adjudicada bajo el mandato de otra persona, en este caso la señora Cospedal, en base a qué norma puede atribuirse la responsabilidad penal al señor Granados y los beneficios políticos, si los hay, sociales, si los hay, o de otra índole”, a la vez que recuerda que las funciones que en su momento fueron desempeñadas por él, “también lo fueron por doña María Dolores de Cospedal, doña Elvira Rodríguez, don Edelmiro Galván, quien es, paradójicamente, no han sido llamados a declarar como investigados ni reciben mención alguna en la resolución recurrida”. A su juicio, todo es una persecución en su contra por parte de un testigo: Marjaliza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.