Granados relaciona los cambios en el PP con las relaciones sentimentales entre sus miembros

Granados relaciona los cambios en el PP con las relaciones sentimentales entre sus miembros

Dijo que hubo cambios en el partido tras la ruptura de Ignacio González y Cristina Cifuentes.
En su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, Francisco Granados, ex secretario general del PP de Madrid, dijo que después de la ruptura de la relación de Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid, y Cristina Cifuentes, actual presidenta, hubo cambios en el partido y González tomó el control de ICM, la empresa de Informática de la Comunidad de Madrid, que es donde están “las llamadas y correos de todo el mundo”. Granados señaló también a Esperanza Aguirre, ex presidenta del PP madrileño, como responsable de todas las decisiones en la Comunidad y en el partido, además de afirmar que si fuentes era conocedora de todo gracias a la “relación sentimental” que, dice, mantenía con González.
Gracias al audio de la declaración de Granados, se ha sabido que, según el ex consejero, con la “ruptura”, Cifuentes deja de ser adjunta de González y Borja Sarasola, ex consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, pasa a ser la persona de confianza del ex presidente, por lo que el fin de la relación de ambos “cambiar muchas cosas”. Asimismo, aseguró que Concepción Dancausa, actual delegada del Gobierno en Madrid, en 2007 era la presidenta de la Asamblea, que en “no pintaba nada” porque Cifuentes era quien despachaba con González, a pesar de ser la vicepresidenta de la Asamblea, pero “haciendo las veces de presidenta”. A partir de 2008, según señala Granados, el ex vicepresidente, en ese momento, toma el control presupuestario y el de las comunicaciones, al hacerse cargo, a través de Vicepresidencia, del ICM.
Además de señalar a Aguirre y a González como responsables últimos de las operaciones en la Comunidad y en el partido, también apuntó a José de la Uz, alcalde de Las Rozas, que, entonces, “estaba en la parte del Gobierno que informaba de Fundescam”, y a Isabel Díaz Ayuso, actual viceconsejera de Presidencia, persona de confianza, según Granados, de Gallego para las relaciones con Alejandro de Pedro, empresario implicado en la trama Púnica, exculpando, así, a Lucía Figar, ex consejera y ex secretaria de Comunicación del PP madrileño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.