La grabación de Rajoy recibiendo un sobre

La grabación de Rajoy recibiendo un sobre

Una grabación de audio de Mariano Rajoy recibiendo un sobre podría ser admitida como prueba en el juicio por la caja B del PP que empieza la próxima semana.

Luis Bárcenas, ex tesorero del Partido Popular, aun no la ha entregado al juzgado. “Está en poder de una persona que oportunamente señalaré por razones de oportunidad procesal”, ha dicho. A ello añadió que “yo he escuchado” esa grabación de Rajoy.

Por tanto, deslizaba que se trata de una grabación de audio, no de vídeo, como había dado a entender a la periodista Marisa Gallego para Bárcenas: La caja fuerte.

Según relató, esa grabación fue del momento en que el ex presidente le entregaba en mano un sobre con 4.900 euros. También, una copia de la contabilidad B.

Sin embargo, la grabación de la que ahora se trata es de una grabadora digital que Bárcenas tenía escondida en ese encuentro. Rajoy preguntó si “sigue teniendo copia de esos papeles” que demostrarían la financiación ilegal del PP.

En el escrito del ex tesorero popular a la Fiscalía Anticorrupción asegura que hay una grabación de una conversación de Álvaro Lapuerta, su antecesor.

En ella se escucharía a Lapuerta comentar las entregas de dinero en efectivo hechas a altos cargos del partido. Entre ellos, el propio Rajoy. Los fondos procedían de donaciones a la formación conservadora de empresarios. Unas cantidades que no se declararon.

Altos cargos del PP reconocen a Confidencial Digital la preocupación por el hecho de que exista esa grabación y que se pueda admitir como prueba. Señalan que la diferencia es “verdaderamente sustancial” cara al juicio.

La clave reside en que si se participa en la conversación grabada, ésta se puede utilizar y aceptarse como prueba. En este caso, Bárcenas participa y graba la conversación, siendo partícipe o testigo de un delito, algo patente en la conversación.

Por tanto, es lícito grabar sin necesidad de informar de ello a los demás, de forma que se puede utilizar como prueba en el proceso penal.

Con todo, no es tan sencillo. Es condición que no se manipule, corte o edite la grabación y debe entregarse al juzgado junto al aparato técnico con que hizo la grabación.

En consecuencia, tal y como amenazó, Bárcenas sigue tirando de la manta. En esta semana se ha conocido el escrito a Anticorrupción con nuevas confesiones, entre ellas, que Rajoy mismo destruyó las pruebas de la caja B. También, otros hechos que salpicarían incluso a José María Aznar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.