GOOGLE ESTUDIA VOLVER A PRESTAR SUS SERVICIOS EN CHINA ACATANDO LA CENSURA

Desde Amnistía Internacional se cuestiona el proyecto puesto que, consideran que la libertad de Internet se vería afectada, si la empresa acepta la censura extrema del país.
La solución que baraja Google para llevar a cabo este proyecto es utilizar la posibilidad de bloqueo de algunos resultados, de modo que no se entrase en controversia con los requisitos existentes en China.
Se trabaja en una versión para móviles que lleva bloqueada en China desde 2010 y, la cual, vetará diversos contenidos como es el caso de derechos humanos, religión y protestas pacíficas, entre otros.
Dentro de los próximos seis a nueve meses, se espera el lanzamiento de este proyecto que lleva el nombre de “Dragonfly” (libélula).
Por su parte, desde Amnistía Internacional, en declaraciones de uno de sus investigadores, mantienen en un comunicado que “la libertad de Internet verá un día muy negro si Google se doblega a la censura extrema de China para entrar en su mercado. No veo cómo una decisión de este tipo puede ser compatible con el lema de “hacer lo correcto» de Google y les pedimos un cambio de rumbo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.