El Gobierno suspende la administración de AstraZeneca a menores de 60 años

El Gobierno suspende la administración de AstraZeneca a menores de 60 años

El Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas acordaron suspender temporalmente la administración de AstraZeneca a menores de 60 años.

Es la propuesta que Carolina Darias, ministra del ramo, llevó a los consejeros autonómicos tras el dictamen de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

La EMA, después de evaluar los datos disponibles, estableció posibles vínculos entre la vacuna anglo-sueca y los episodios de trombosis cerebral aparecidos.

Sin embargo, la agencia reguladora europea no desaconsejó la administración de AstraZeneca al considerar que los beneficios son mayores que los riesgos. En eso coinciden la mayoría de los expertos.

En cambio, varios países, entre ellos España, paralizaron la vacunación con este compuesto hasta que la EMA se pronunciase. Una vez que el organismo regulador avalase la vacuna, se reanudaron las inoculaciones en nuestro país, aunque alguna Comunidad, como Castilla y León, decidió unilateralmente volverla a frenar.

Finalmente, tras la reunión que los titulares de Sanidad de los Veintisiete, de urgencia, se reunieran telemáticamente, la decisión fue común.

Incluso países de fuera de la Unión Europea han tomado decisiones parecidas respecto a la administración de AstraZeneca para determinados rangos de edad.

La administración de AstraZeneca se eleva a 18 millones de personas en Reino Unido

Es el caso de Reino Unido, que ha administrado el compuesto a más de 18 millones de residentes en territorio británico. Evitará vacunar con el compuesto a los menores de 30 años. Noruega también ha limitado su administración.

En España, Darias llevó la propuesta que al final resultó aprobada por el Consejo Interterritorial de no inocular con AstraZeneca a menores de 60 años.

País Vasco y Ceuta se abstuvieron y, como era de esperar, la Comunidad de Madrid votó en contra. Lo habría hecho fuera la que fuera la propuesta del Ministerio, apoyándose en el difuso dictamen de la EMA.

Las conclusiones del organismo regulador europeo no establecen vínculos de causalidad claros, pero sí posibles conexiones. Por eso, si el Gobierno hubiera propuesto seguir vacunando con AstraZeneca sin restricciones, el Ejecutivo de Ayuso se habría opuesto también, como hace siempre.

Madrid cerró los centros de salud en Semana Santa, retrasando la vacunación

Eso sí, cerró los centros de salud durante cinco días en Semana Santa para ahorrarse vacunar en festivos. Tampoco tuvo previsto trasladar a una persona mayor a 75 kilómetros de distancia del Hospital Zendal a pesar de los impedimentos físicos que tenía. Además, negocia con intermediarios amigos para comprar la vacuna Sputnik. Son estas cosas que tiene el Gobierno regional.

Algunos expertos coinciden en que es lógico que prevalezca el principio de precaución y se restrinja la administración de AstraZeneca. En cambio, otros consideran que no hay fundamento epidemiológico para ello.

Estos últimos argumentan que el riesgo de fallecimiento por contagio de coronavirus es mil veces mayor que el de sufrir un episodio de trombosis. Incluso, apuntan, no hay lógica en la decisión de no vacunar a hombres menores de 60 años, puesto que los acontecimientos adversos se han dado mayoritariamente en mujeres.

Lo cierto es que, con esta decisión, se complica el calendario de vacunación, a expensas de nuevos dictámenes de la EMA, que seguirá evaluando los datos nuevos.

Crisis de confianza en las vacunas

Así las cosas, también afecta a la confianza en las vacunas y ahora toca reorganizar la estrategia para cumplir con el objetivo de vacunación. El grueso de los menores de 60 años que están en el grupo de trabajadores esenciales queda, de momento, a la espera.

Entre otras incertidumbres, qué hacer con los que ya recibieron la primera dosis de AstraZeneca. Entre las opciones, administrar otro compuesto o simplemente no poner la segunda dosis, toda vez que su inmunización es ya del 70%.

A todo ello se une la tensión que provocará porque no hay tantas dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTEch y de Moderna. La clave podría estar en la cantidad de viales que se reciban de la cuarta en ciernes, la de Janssen. De ella se han adquirido 17.598.400 dosis, pero aún no han llegado.

Así, según datos de Sanidad, se han recibido 11.917.275 dosis, de las cuales se han repartido a las Comunidades 11.909.475. Asimismo, se han administrado 9.357.847.

El número de personas con la pauta completa se eleva a 2.941.831, el 6,2% de la población. Se ha puesto al menos una dosis a 6.416.016 personas, el 13,5% de los ciudadanos residentes en España.

Madrid, que tanto protesta por todo, ha recibido 1.585.365 viales, de las cuales ha inoculado el 78,2%. Es la décima región por la cola. Este martes habían completado la pauta 407.536 personas y se habían administrado a 831.687 al menos una dosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.