El Gobierno prepara una batería de ayudas a favor de la hostelería

El Gobierno prepara una batería de ayudas a favor de la hostelería

Toda una serie de ayudas dirigidas al sector de la hostelería, de los más castigados por la crisis del coronavirus, es lo que el Gobierno prepara.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital está concretando un plan de apoyo a este sector. El cierre de establecimientos por el incremento de los contagios, y el aumento de las restricciones de movilidad, han llevado a la hostelería a una situación límite.

Además, el mismo ministerio ejercerá de coordinador de otros ministerios que también están implicados en el plan.

Así, destacan entre las posibles medidas bonificaciones y exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social. También, una ampliación de la carencia y del plazo de devolución de los créditos ICO. Asimismo, acciones para la renegociación de los alquileres.

El sector de la hostelería calcula que necesita 8.500 millones

La hostelería, que ha solicitado ayudas directas por importe de 8.500 millones de euros, podría, así, afrontar la situación “dramática” que atraviesa debido a los cierres destinados a frenar la expansión del virus. Con estas medidas, se garantizaría su supervivencia.

Los datos hablan por sí mismos. La crisis provocada por la epidemia ha supuesto, hasta octubre, el cierre 65.000 negocios de hostelería. Igualmente, se han perdido 350.000 puestos de trabajo y la facturación ha caído más del 50% respecto a 2019.

José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, ha señalado que, si el 31 de diciembre no se toman las medidas de apoyo necesarias para el sector, la crisis podría abocar al cierre de un tercio de los establecimientos. Hasta 100.000. Además, se perderían entre 900.000 y 1,1 millones de puestos de trabajo, entre directos e indirectos, según las previsiones en el peor de los casos.

El sector propone, entre otras acciones, aplicar ayudas directas y a fondo perdido con el fin de garantizar la supervivencia de las empresas y los autónomos durante los periodos de estado de alarma y pandemia, así como de fondos europeos.

También, la regulación de los alquileres. Asimismo, derogar la cláusula de los ERTEs respecto al mantenimiento del empleo en los seis meses siguientes a la reanudación de la actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.