El Gobierno se plantea flexibilizar los contratos laborales como pide la UE

El Gobierno se plantea flexibilizar los contratos laborales como pide la UE

España tiene que poner en marcha una reforma laboral “integral y ambiciosa”, algo que incluye la flexibilización de los contratos laborales. Es la “primera prioridad” de la Unión Europea, en palabras de Valdis Dombrovskis, vicepresidente del Ejecutivo comunitario.

“La economía española sufre debilidades estructurales antiguas, que la pandemia ha hecho aún más visibles”, sostuvo Dombrovskis. “Una reforma integral y ambiciosa del mercado laboral es la primera prioridad, ya que el país debe abordar seriamente la dualidad de su mercado laboral y los altísimos niveles de desempleo juvenil”, destaca.

El vicepresidente europeo admite que España está “muy avanzada en la elaboración de su plan de recuperación y resiliencia”. Además, subraya, “los intercambios entre las autoridades españolas con la Comisión han sido constructivos durante los últimos meses”.

“Esperamos que España pueda presentar su plan en las próximas semanas”, añadió. Precisamente, el Gobierno de Pedro Sánchez tiene que presentar una propuesta de reformas, que incluirían los contratos laborales, para desbloquear los 140.000 millones de euros para la recuperación económica y social.

Calviño se inclina por las recomendaciones de Bruselas, que incluyen los contratos laborales

En eso están Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos, y Yolanda Díaz, titular de Trabajo y Economía Social, aunque ambas vicepresidentes no coinciden.

En el Gabinete de Sánchez sostienen que España será una de las economías fuertes de los Veintisiete. Sin embargo, no es esa la percepción desde Bruselas mientras no se resuelvan los problemas de desempleo, pensiones y unidad de mercado.

De hecho, funcionarios del Ejecutivo comunitario muestran preocupación porque “la ministra de Trabajo haya empezado el diálogo social con la negociación sobre la derogación de la prevalencia de los convenios de empresa sobre los sectoriales”.

Más bien, al contrario, las recomendaciones de la Comisión Europea se dirigen a flexibilizar el mercado laboral. Y en esa línea está Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, y Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España. También Calviño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.