El Gobierno pide no celebrar el 8-M en la calle

El Gobierno pide no celebrar el 8-M en la calle

“No es posible este año” celebrar el 8-M “en la calle” es el claro mensaje que ha lanzado el Gobierno acerca del Día Internacional de la Mujer. Llama a celebrarlo “sin poner en riesgo” la salud y la seguridad de los ciudadanos y apela a la “imaginación” para hacerlo.

Así lo ha trasladado María Jesús Montero, portavoz del Ejecutivo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de ayer. “Hay que celebrar y reivindicar el feminismo con voz alta y clara. Pero tenemos que hacerlo sin poner en riesgo, ni en duda, la seguridad y la salud de nuestros compatriotas”, señaló.

Montero apuntó que el 8-M es “una fecha especialmente importante” para el Gobierno, pero quiere lanzar un “mensaje contundente”. Este año, “siguiendo las recomendaciones” de expertos y autoridades sanitarias, la celebración “será diferente”, “no por ello menos reivindicativa”.

En ese sentido, dijo “lamentar que este 8-M no se convierta, como ha venido siendo habitual en las últimas celebraciones, en una fiesta en la calle protagonizada por las mujeres y por los hombres que nos acompañan en esta lucha por la igualdad”.

“Pero no pierden ni un atisbo de fuerza nuestras demandas y reivindicaciones porque, justamente por atender a las recomendaciones de las autoridades sanitarias no podamos salir a la calle a defender nuestros derechos todas juntas”, añadió.

Hay otros modos de celebrar el 8-M

Por ello, apeló a la “imaginación” y la “capacidad” de las mujeres “para expresarse en diferentes formatos y modelos”. “Hay muchas maneras de expresar el contenido reivindicativo que tiene que acompañar este día”, dijo, para proponer formatos “tecnológicos” y “digitales”.

Todo ello para evitar la “multiplicación de los contactos”. De ahí la insistencia de la también ministra de Hacienda en la “prudencia”, que es lo que debe “marcar esta celebración”.

Con todo, recordó que “algunas formaciones políticas” responsabilizaron a las manifestaciones del 8-M de 2020 de ser el “origen” de la epidemia. Lo hicieron, señaló, de forma “injusta” e “interesada” ya que “en esa época” también se celebraban partidos de fútbol, mítines políticos (Vox), conciertos, etc.

Así las cosas, la ministra explicó que “queda ya un horizonte cierto para combatir el virus”. Luego, deseó que “el año que viene” el 8-M goce de “otra apariencia” y se pueda “disfrutar como habitualmente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.