El Gobierno, la patronal y los sindicatos acuerdan subir el salario mínimo a 950 euros al mes

El Gobierno, la patronal y los sindicatos acuerdan subir el salario mínimo de 950 euros al mes

A 950 euros mensuales sube el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) después de que el Gobierno, la patronal y los sindicatos hayan llegado en la tarde de ayer a un acuerdo. La intención es que se pueda aplicar a la mayor brevedad posible.

Sin embargo, el decreto no podrá aprobarse en el próximo Consejo de Ministros porque, según explicó Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, tiene que superar el periodo de audiencia.

En todo caso, la subida del salario mínimo tiene carácter retroactivo al primer día del año. Este incremento se traduce en 13.300 euros al año repartidos en 14 pagas, un aumento de un 5,5% respecto a los 12.600 euros anuales del pasado año.

El Ministerio de Trabajo calcula que beneficiará a “más de dos millones de trabajadores”. Eso sin tener en cuenta el efecto en los contratos a tiempo parcial.

De este modo se retorna al diálogo social en esta materia, destacó Díaz, quien ha mostrado su satisfacción después del “mucho trabajo” que ha supuesto alcanzar el pacto. Unos y otros hicieron concesiones, remarcó: “Todos hemos cedido”.

“Es una buena noticia”, han subrayado Unai Sordo y Pepe Álvarez, secretarios de CC.OO. y UGT, respectivamente. En especial, para los trabajadores que menos ganan pero en general para la economía del país, ya que permitirá el aumento del consumo interno.

Por su lado, Antonio Garamendi y Gerardo Cuervas, presidentes de las patronales CEOE y Cepyme, respectivamente, admitían que habrían “preferido que subiera menos”. En cambio, les preocupaba “mucho más la cantidad de 1.000 euros”.

El nuevo salario mínimo no destruirá puestos de trabajo

Tanto Díaz como los sindicatos reiteran que la subida del SMI no se traducirá en destrucción de puestos de trabajo: “Categóricamente digo que no”, aseguró la ministra. “No hay ningún dato que avale” que se vayan a destruir empleos a causa de la subida del salario mínimo.

Sordo abundaba en ello diciendo que “no prevemos destrucción de empleo ni mucho menos, creemos que va a contribuir a crear empleo en este año”.

De hecho, un informe del anterior equipo ministerial señaló que no se había destruido empleo con la subida previa. Reconocía, en cambio, que podía haber llevado a trabajadoras del hogar y del campo a la economía sumergida.

Las patronales, por su parte, han pedido a la ministra que se hagan reformas en la legislación para compensar la subida en los contratos públicos. Díaz admitía que en ese aspecto “tienen razón” e intentará atender la petición, aunque depende del Ministerio de Hacienda, que se muestra reacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *