El Gobierno no cree en una reforma constitucional

Dice que no se dan las circunstancias de realismo, responsabilidad y consenso como en 1978.
En palabras de Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, en rueda de prensa, ha declarado que para reformar la Constitución es necesario “realismo”, “responsabilidad” y un consenso similar al de 1978, circunstancias que no se dan cuándo incluso hay partidos que no quieren participar en la comisión territorial creada para valorar el Título VIII de la máxima Norma y el funcionamiento del Estado Autonómico, y abordar una posible reforma de la Carta Magna, que cuenta con unos procedimientos establecidos que requieren unas mayorías amplias. Para ello, afirma, se necesita del consenso, algo que los padres de la Constitución acordaron para que “lo logrado con esfuerzo prevalezca en el tiempo”. “Un consenso similar al que hubo en el año 78”, para lo cual es necesario que “participen todos” y “hoy, hay partidos que no quieren participar en esa comisión del Congreso”.
El portavoz ha proseguido diciendo que “cuando se apela tanto al diálogo, el diálogo se demuestra participando”, añadiendo que debemos estar orgullosos en España, porque, 40 años después del 78, nuestro país ha vivido el periodo “más próspero de su historia” y que en la Transición se pueden encontrar elementos que serían inspiradores para cualquier situación política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.