El Gobierno, muy preocupado, recomienda extremar la precaución

El Gobierno, muy preocupado, recomienda extremar la precaución

Preocupan, y mucho, el más de un centenar de brotes de coronavirus en España por lo que es recomendable extremar la precaución. El Gobierno ya ha trasladado la posibilidad de volver a declarar el estado de alarma si así las autoridades sanitarias lo consideran.

Especial, preocupan los casos activos la comarca del Segrià, donde la Generalitat ha querido imponer el confinamiento. Ello incluye confinar Lleida y otros siete municipios. A pesar de ello, un juez ha suspendido la medida.

El Ejecutivo central pide que se extremen la precaución también en la comarca de A Mariña, en Lugo, donde también se han disparado los contagios.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, ha intentado rebajar lo preocupación y califica de “normal” los nuevos brotes. Hace dos días, señaló que “el virus está entre nosotros y tenemos que aprender a convivir con él hasta que tengamos un tratamiento eficaz o una vacuna”.

Con todo y con eso, advierte que “si se diera el caso de una transmisión desconsolada y necesitáramos limitar de una forma muy drástica la movilidad, que es un derecho fundamental, en varias zonas de España, ya sabemos que hay un instrumento que ha sido eficaz”.

Entretanto, varias comunidades autónomas han empezado a adoptar medidas más drásticas para evitar la expansión del virus. La semana pasada, Cataluña impuso la obligatoriedad de llevar puesta la mascarilla. Baleares sigue la misma senda, mientras que el Gobierno vasco ya lo ha hecho en algunas localidades. Asturias y Cantabria valoran la posibilidad

Se vigila especialmente el brote en la cárcel de Zuera, en Zaragoza, y se mantiene en observación la de Lleida, donde fue trasladado un recluso que dio positivo en la prueba PCR. Asimismo, en Tarragona dieron positivo la semana pasada cinco personas de una misma familia y hay otros dos brotes más en Tierras del Ebro.

Ante este escenario, el Gobierno no descarta un plan más drástico, volviendo al estado alarma y al confinamiento si la epidemia se descontrola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.