El Gobierno aprueba movilizar 200.000 millones para rescatar la economía

El Gobierno aprueba movilizar 200.000 millones para rescatar la economía

“Son tiempos extraordinarios que requieren medidas extraordinarias”, ha afirmado Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, al anunciar la movilización de 200.000 millones de euros que el Consejo de Ministros aprobó ayer para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

Es el segundo paquete de medidas económicas. Las primeras se indicaron el sábado junto a la declaración del estado de alarma. Esos 200.000 millones de euros representan más o menos el 20% del PIB de España y serán fondos públicos, la mitad, y privados.

Lo espectacular de la cifra da cuenta de la dureza de la situación económica en la que están quedando, han quedado y quedarán muchas empresas. Sobre todo, pymes y autónomos.

De esos 200.000 millones movilizados, 100.000 son una línea de avales y garantías para que las empresas se vean obligadas a cerrar por falta de liquidez. Otros 17.000 irán destinados a apoyar a colectivos que van a sufrir el impacto económico de la pandemia y el efecto de la caída de las actividades comerciales.

“El resto se completará con recursos privados. Será la mayor movilización de recursos de la historia democrática de España”, señaló. Sin embargo, no detalló de dónde saldrán esos 83.000 millones restantes.

Todo ello va dirigido a que no se destruya el tejido productivo y se activen medidas de protección social para los colectivos más desfavorecidos.

El Gobierno aprobó otras medidas al margen de los 200.000 millones

Además de esta movilización de 200.000 millones de euros, el propio Sánchez informó en rueda de prensa de otras medidas aprobadas. Tanto económicas como de carácter laboral. Orientadas, sobre todo, a la conservación de los puestos de trabajo y a la mitigación de las consecuencias que muchos trabajadores sufrirán por la situación.

Destaca la flexibilización de los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs). Se permite el cobro de la prestación por desempleo sin cumplir con el periodo de carencia de los afectados por estos. Tampoco consume los derechos de prestación ya acumulados.

Igualmente, las pymes que conserven los empleos quedan exoneradas del 100% de las cotizaciones. Para el resto de empresas, el 75%. Eso sí, siempre y cuando mantengan intactas las plantillas. Asimismo, el Gobierno aprobó medidas para las cuotas de aquellos autónomos cuya actividad se haya desplomado por la crisis sanitaria.

Otra importante medida es la moratoria del pago de hipotecas sobre vivienda habitual para trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia que estén en situación de vulnerabilidad. También se aplicará a los afectados por el coronavirus. La moratoria tiene una vigencia de entre uno y tres meses, en función de cómo evolucione la crisis.

A su vez, otras medidas van dirigidas a la flexibilización de las jornadas laborales e incluso a su reducción presencial al 100%. “Siempre que acrediten deberes de cuidado a personas que requieren de su presencia”, por edad, enfermedad o discapacidad. Será un derecho individual de cada uno de los progenitores.

No podemos dejar de reseñar que esa cifra millonaria movilizada no sólo será para garantizar la liquidez de las empresas. También se empleará para impulsar la investigación para lograr una vacuna contra el coronavirus cuanto antes.

Prohibido cortar suministros básicos

Destacar que el decreto aprobado prohíbe cortar los suministros básicos –agua, luz y gas- a colectivos vulnerables. Por último, señalar que el Consejo de Ministros debatió acerca de los alquileres, pero finalmente, dejó aparcado el asunto por falta de acuerdo.

Con todo, según varias fuentes, este paquete de medidas es un primer paso. El Ministerio de Economía está preparando una segunda intervención en materia económica que activaría cuando la epidemia en España esté más controlada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *