El Gobierno mantendrá su participación en Caixa-Bankia

El Gobierno mantendrá su participación en Caixa-Bankia

El coloso bancario que surgirá de la fusión de CaixaBank y Bankia bien podría denominarse Caixa-Bankia, pero aún no está definido el nuevo nombre. Ahora, el Gobierno ha informado que mantendrá su participación en Bankia.

Las arcas públicas sacaron del pozo a Bankia con un rescate de 22.400 millones de euros. Sólo se han recuperado 3.000 millones de aquel préstamo.

Ahora, la gran incógnita es analizar si para recuperar ese préstamo es mejor que el Estado posea algo más el 62% del que es titular o entre el 12% y el 15% de una entidad mucho mayor.

Es lo que los expertos calculan que le quedaría al Fondo de Recuperación Organizada Bancaria (FROB) del nuevo Caixa-Bankia.

A este respecto ya ha anunciado que, si las negociaciones acaban en una propuesta de fusión, la analizarán desde la perspectiva de recuperar el máximo posible.

En un principio se especulaba con la posibilidad de que la operación supondría la privatización de Bankia. De ella, un 62% de su capital está en manos del Estado.

Ahora, sabemos, sin embargo, que las arcas públicas se mantendrán entre su accionariado, al menos, con entre un 12% y un 15%, hasta recuperar los 22.400 millones de euros prestados.

Por parte del Gobierno, Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, ha señalado que el Ejecutivo vigilará la fusión bancaria “en favor del interés general del país y de todos”

Pero, CaixaBank y Bankia están dispuestos a aumentar su rentabilidad ante la crisis del Covid-19 con esta fusión bancaria. Dicha unión significaría dar lugar a la primera entidad bancaria doméstica en España.

La supuesta ‘Caixa-Bankia’ tendría una plantilla de 51.000 empleados

En concreto, Caixa-Bankia, contaría con unos activos de 650.000 millones de euros, 6.600 sucursales, y una plantilla conjunta de más de 51.000 empleados. La entidad catalana aporta a la fusión prácticamente el doble, en todos los campos, que la madrileña.

Este dato es importante ya que, teniendo en cuenta el valor en Bolsa del jueves, CaixaBank subió hasta los 10.859 millones de euros y Bankia se situó en los 3.178 millones. Así, el banco catalán tendría el 70 por ciento de las acciones y Bankia el resto.

El presidente de Caixa-Bankia sería, José Ignacio Goirigorzarri, y CEO plenipotenciario a Gonzalo Cortázar. La sede se mantendría en Valencia.

La operación se enmarcaría, dentro de la denominada consolidación bancaria, deseada por los sectores financieros tras los estragos de la Covid-19.

Desde Europa, Luis de Guindos, ha saludado la operación a la que ha considerado como “urgente”, también para afrontar los problemas de rentabilidad anteriores a la crisis.

Como ya publicó este digital, Podemos ve “preocupante” la fusión debido a la competencia del mercado, la estabilidad del sector financiero y los despidos que puedan producirse.

Los analistas aseguran que el anuncio de Caixa-Bankia, “abre la veda a otras posibles fusiones” y que, sin duda, significará un impulso “positivo para los mercados, el sector financiero y para las dos entidades”.

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, asegura, por su parte, que aún hay margen para otras fusiones bancarias.

2 thoughts on “El Gobierno mantendrá su participación en Caixa-Bankia”

  1. BUENOS DÍAS……SOBRE LA FUSIÓN/ABSORCION BANKIA-CAIXABANK
    La corriente de opinión Izquierda Socialista del PSOE constata que:
    1.- Las políticas económicas neoliberales puestas en práctica los últimos decenios han desembocado en la liberalización de los sectores económicos estratégicos del país, así como en la privatización y desregularización del sistema financiero.

    2.- Todo ello ha propiciado una situación de debilidad del Estado frente a los poderes empresariales y financieros (nacionales e internacionales) así como a un crecimiento de las desigualdades.

    3.- Se ha limitado seriamente la capacidad estatal de intervención en la economía disminuyendo la posibilidad de trasladar a la vida real el artículo 128 de la Constitución Española de 1978 que dice: «Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general. Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio, y así mismo acordarla intervención de empresas cuando así lo exigiera el interés general.”

    4.- Es un estereotipo proclamado urbi et orbe por las derechas neoliberales y conservadoras que el sector público de la economía es ineficiente y deficitario por naturaleza, y que solo debe estar presente donde no lo está el sector privado.

    5.- Al contrario, solo las empresas y los servicios públicos, en un sistema político democrático, pueden abordar dimensiones esenciales, estratégicas, para la vida de las personas y ayudar a alcanzar una sociedad más justa y equitativa. Ese objetivo requiere de la fuerza reguladora, transformadora y planificadora de un potente sector público de la economía.

    6.- En esa dirección es necesaria la recuperación y puesta en marcha de una banca pública articulada a través de mecanismos de gestión y participación democrática.

    7.- Ante la reciente noticia de una posible fusión/absorción entre Bankia y CaixaBank hay que considerar que:

    • el Estado Español hizo un gran esfuerzo económico (24.000 millones de euros de todos los españoles todavía no recuperados) para evitar que Bankia quebrara, siendo hoy su principal accionista (63%).

    • la fusión/absorción de Bankia y Caixa Bank supondría una gran concentración de poder económico, la merma de la necesaria competencia entre entidades privadas y avanzar de hecho hacia un oligopolio financiero.

    • la absorción/fusión reduciría la participación del Estado en la nueva Entidad (a un 13% aproximadamente), disminuyendo su posibilidad de incidir en las cuestiones estratégicas en favor de la mayoría social, además del coste en términos de empleo y de servicios al público.

    8.- La alternativa progresista a la propuesta neoliberal, que chay que rechazar, consiste en propiciar la creación de una Banca Pública, potente y competitiva, a partir de Bankia y del ICO, capaz de afrontar y financiar proyectos estratégicos de modernización de España con criterios de justicia social y equilibrio territorial y humano.

    9.- Esta alternativa es, además, la coherente con los acuerdos adoptados en el 39 Congreso Federal del PSOE (junio 2017), donde se afirmó: “Hay que garantizar el crédito en la economía española. Si no lo remediamos avanzaremos hacia un sistema de fuerte concentración bancaria. Es necesario revertir esa tendencia, como garantía de una economía productiva que disponga de recursos de inversión y crédito, mediante la creación de un sector de Banca Pública, dirigida a garantizar el crédito para inversiones a largo plazo, y otro de Banca Cooperativa y Social.”

    10.- Recordemos que en el mismo Congreso Federal se acordó “poner coto al poder abusivo de los oligopolios” puesto que: «el poder desproporcionado que han ido alcanzando las grandes empresas, tanto en España como en otros países desarrollados, actúa como un acelerador de la conformación de oligopolios en el campo de los grandes servicios, la energía, las infraestructuras, la Banca o los seguros.”

    11.- Frente a la mediatizada fusión/absorción, que los mercados dan ya por hecha, Izquierda Socialista hace un llamamiento a la dirección del PSOE, a todas las fuerzas sociales y políticas progresistas, y al Gobierno de España para ponerse de acuerdo y avanzar en la creación de una potente Banca Pública que haga realidad en los hechos el Art. 128 de la Constitución, dotando al estado democrático, social y de derecho de un necesario instrumento de intervención en la economía, y más en los tiempos de emergencia en los que estamos y estaremos.

  2. Totalmente de acuerdo Chema. A ver si toman nota, que lo veo difícil. Estoy un poco desencantada con este socialismo tan poco social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.