El Gobierno logra sacar adelante el decreto de fondos europeos por la abstención de VOX

El Gobierno logra sacar adelante el decreto de fondos europeos por la abstención de VOX

Parece mentira que el decreto de fondos europeos haya salido adelante por la abstención de quien menos podría esperar el Gobierno: Vox. El Ejecutivo de Pedro Sánchez no contaba con la mayoría suficiente para aprobar el Real Decreto. ERC, PP y Ciudadanos votaban en contra.

Contra todo pronóstico, Santiago Abascal se desmarcaba de Pablo Casado y pasaba de un rotundo ‘no’ a una abstención que permitía aprobar el decreto.

Mientras que ERC adelantaba su voto en contra, el PP decidía votar ‘no’ como mensaje de advertencia a Bruselas por el mal uso de los fondos europeos. De fondo, la pataleta de Ciudadanos que María Muñoz, su portavoz económica, explicaba.

Criticó el veto del Gobierno a las enmiendas del grupo naranja para mejorar la transparencia en la gestión. “Hay concentración de poder en Moncloa que puede derivar en arbitrariedad. Otro Plan E, no”, espetó la portavoz de Cs, en referencia al plan puesto en marcha por José Luis Rodríguez Zapatero.

A ERC Carmen Calvo, la vicepresidente primera del Ejecutivo, le ofreció tramitar el real decreto como proyecto de ley, lo que permitiría incluir enmiendas. No fue suficiente para los republicanos independentistas catalanes.

Fue Iván Espinosa de los Monteros, portavoz del partido de ultraderecha en el Congreso, el encargado de explicar el giro en el voto de Vox. No dejó pasar la oportunidad, no obstante, de lanzar todo tipo de críticas contra el Gobierno.

Afirmó que no hubo “interlocución de ningún tipo” con el Ejecutivo para que cambiara el sentido de su voto. “La administración de estos fondos se ha hecho de manera partidista. Nos presentan los fundamentos de la mayor red clientelar de la historia. Pero desde Vox estamos a favor de que el dinero de estos fondos llegue a las empresas que lo necesitan, como compensación por todo lo que sufren”, argumentó.

Alertó de que “bien invertidos, estos fondos podrían convertirse en clave para impulsar una urgente recuperación y afrontar los principales retos de nuestra economía”.

“Mal invertidos nos devuelven a aquellos años, no tan lejanos, en los que la inversión pública se convirtió en sinónimo de derroche, propaganda e ineficiencia”, agregó.

Así, recordó que “al Plan E de Zapatero le siguió la congelación de las pensiones, la bajada del sueldo de los funcionarios y el mayor plan de ajuste de nuestra historia”. “Han convertido una oportunidad en una herramienta clientelar”, zanjó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.