La Generalitat aplaza las elecciones catalanas

La Generalitat aplaza las elecciones en Cataluña

El independentismo catalán consumó sus pretensiones y, finalmente, la Govern aplazó el viernes las elecciones en Cataluña por el riesgo de contagios. Una excusa que no hace más que disfrazar el temor de los partidos independentistas a perder la Generalitat, como apuntaban algunas encuestas.

Ayer, el Diario Oficial de la Generalitat (Dogc) publicó el decreto dejando sin efecto la celebración de las elecciones al Parlament. Inicialmente, se convocaron para el 14 de febrero.

No obstante, no se incluye la nueva fecha para las elecciones en Cataluña, algo que se publicará en otro decreto. Este también establecería los detalles técnicos del calendario electoral.

“Previo análisis de las circunstancias epidemiológicas y de salud pública de la evolución de la pandemia en el territorio de Cataluña”, el Govern aprobó el decreto posponiendo los comicios catalanes para convocarlos para el 30 de mayo.

Después de firmarlo, tras la reunión extraordinaria del Consell Executiu, Pere Aragonès, presidente en funciones catalán, lo explicó en una declaración institucional.

Mantener las elecciones en Cataluña en febrero es un riesgo

Señaló que mantener las elecciones catalanas el 14 de febrero representaba un “riesgo inasumible” en sentido sanitario. Además, dijo, afectaría a la participación electoral.

En esa misma declaración institucional, Meritxell Budó, portavoz del Govern, informó que en los próximos días anunciarán cómo se configura el calendario electoral.

Con todo, adelantó que, en su opinión, resulta evidente que habrá que modificar el censo. La voluntad del Ejecutivo catalán, dijo, es “facilitar al máximo todos los procedimientos ya realizados con las convalidaciones de actos que sean necesarios”.

El propio Miquel Iceta, primer secretario socialista, descartaba acudir al amparo de los tribunales. Ni siquiera a la Junta Electoral.

Es previsible que el PSC lo haga si se permite modificar las candidaturas. Con todo, Iceta advertía: “Se puede cambiar la fecha, pero no las reglas del juego”. Y auguró: “La victoria de Salvador Illa se producirá el 30 de mayo como se hubiera producido el 14 de febrero”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.