Gasolineras denuncian que están “al borde del cierre”

Gasolineras denuncian que están “al borde del cierre”

La mayoría de las gasolineras no han cobrado todavía la devolución de la bonificación que anticiparon en abril de la bonificación de 20 céntimos.

La situación las pone “al borde del cierre”, denuncian la Agrupación Española de Vendedores al por Menor de Carburantes y Combustibles y la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio.

Las patronales de las gasolineras sostienen en un comunicado que hasta el momento no ha habido respuesta del Ministerio de Hacienda.

Por tanto, no saben “cuándo se van a poder cobrar” las bonificaciones anticipadas por las empresas del sector. Esto le ocasiona graves perjuicios, con independencia del tamaño de la estación de servicio.

No obstante, la situación se agrava en las pequeñas, “que están abocadas al cierre si no cobran de forma inminente”.

De este modo, ambas asociaciones, que son las de mayor representación del sector, han trasladado su “malestar por la falta de sensibilidad de la Administración”.

Hacienda, señalan, no ha dado respuesta escrita a las peticiones del sector en las distintas reuniones con los interlocutores designados.

Así, acusan a la Administración de no conocer la realidad del alcance de esta medida, que comparten “por ser beneficiosa para los consumidores”.

El mal diseño y ejecución de la medida perjudica a las gasolineras

Una medida que “está resultando muy perjudicial para las gasolineras por su mal diseño y peor ejecución”.

A ese respecto, el hecho de que no se haya desarrollado el real decreto concreto causa que cada Comunidad Autónoma actúe de un modo distinto.

Esto provoca “una situación que puede definirse como de asfixia económica, caos administrativo e inseguridad jurídica”, afirman.

Por otro lado, ambas asociaciones rechazan “rotundamente” la acusación de algunos miembros del Gobierno.

Les habrían acusado de subir los precios artificialmente para quedarse con los 20 céntimos de la ayuda.

Aseguran que esas declaraciones “crean una situación de malestar y proyectan la sombra de la sospecha sobre todo un colectivo”, alertan y exigen “respeto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.