La fruta que sabe a cerdo

La fruta que sabe a cerdo

Se trata de la Jackfruit y no es cerdo, aunque sepa a ello, sino que es una fruta. De hecho, es una fruta gigante que puede llegar a pesar 40 kilos. Es la comidilla de más de un corrillo y nos lo explican en okdiario.

Esta fruta es originaria del sudeste asiático. Hay quienes dicen de ella que es una “furta milagrosa” ya que tiene grande propiedades nutricionales. También dicen que será uno de los alimentos más demandados en el futuro.

Rica en vitamina C, la jackfruit tiene un alto contenido en proteínas y aporta energía a nivel físico y mental. Aporta, así, los nutrientes esenciales para el fortalecimiento del sistema inmune y la prevención del envejecimiento de la piel.

Además, su árbol puede resultar beneficioso para el medio ambiente. Hay quienes dicen que “salvará” a la Tierra. Sus hojas pueden convertirse en alimento para los animales. Su corteza, de color naranja, puede emplearse como colorante artificial y su madera puede comercializarse. Todo se aprovecha, como el cerdo.

Por su apariencia, la jackfruit no resulta muy atractiva para comer. Su piel rugosa y verde hace pensar que no es una fruta madura. Todo lo contrario. Su interior es de color amarillo y es muy carnoso. Eso sí, hay una precaución. Sus semillas, si se comen crudas, pueden ser tóxicas.

Una vez cocinada, la jackfruit tiene un sabor y una textura muy parecidos a la carne de cerdo. De ahí que se la conozca como la “carne para veganos y vegetarianos”. En cambio, si se come cruda, su sabor se parece más al de la naranja.

Su peso habitual ronda los 30 kilos, pero algunas piezas pueden alcanzar los 40 kilos. Lo dicho. De la jackfruit se puede aprovechar casi todo, hasta el árbol. Vamos, como los cerdos, y sabe igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *