La Fiscalía revisará la acusación de rebelión a Trapero

La Fiscalía revisará la acusación de rebelión a Trapero

Una vez conocida la sentencia del Tribunal Supremo, la Fiscalía ha anunciado que procederá, cuando sea oportuno, a la revisión de la acusación de rebelión contra Josep Lluís Trapero, ex mayor de los Mossos d’Equadra.

Trapero ha defendido en la sesión de ayer del llamado segundo juicio del procés las actuaciones llevadas a cabo por la policía autonómica en el marco del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Ha declarado ante la Audiencia Nacional: “Hicimos todo lo que pudimos, de oficio o porque nos lo ordenaron”.

“La pauta era que, si había personas que se plantaran en la puerta de los centros, se las iría quitando una a una para poder acceder y retirar las urnas”, ha trasladado. En cambio, según Trapero, “era difícil de prever” que la población “defendiese las urnas de esa manera”.

El ex mayor de los Mossos ha considerado una “barbaridad” las decisiones tomadas por el Govern y el Parlament con las cuales se puso en marcha el procedimiento de ruptura unilateral con el Estado.

Advirtió de que no permitiría la ruptura con la legalidad

En una reunión el 28 de septiembre, relató, advirtieron al Gobierno catalán que el cuerpo policial se mantenía con el compromiso con la ley. “Les dijimos que no se equivocasen con nosotros, que no íbamos a tolerar ninguna ruptura de la legalidad y de la Constitución”, señaló.

Reivindicó que su actuación siguió firmemente el modelo policial, en referencia al proceso independentista catalán de 2017, subrayando, además “hablar de pasividad… No lo puedo asumir”.

En su declaración, también ha negado que, Jordi Sànchez, que en aquel momento era el presidente de la ANC, impusiera condiciones para permitir la salida de la consejería de Economía de la comisión judicial el día 20 de septiembre, día en que tuvieron lugar concentraciones y registros de la Guardia Civil en el marco de la Operación Anubis.

La Fiscalía pide para Trapero once años de cárcel por un delito de rebelión. Existen otros tres acusados en este juicio que son: César Puig, ex secretario general de Interior de la Generalitat; Pere Soler, exdirector de los Mossos; y Teresa Laplana, intendente.

La Fiscalía pide once años de prisión por rebelión

El Ministerio Público pide para los dos primeros once años de prisión para cada uno, por delito de rebelión. Para Laplana solicita cuatro años de prisión por delito de sedición.

Trapero ha defendido, en todo momento, el dispositivo de los Mossos el 1-O: “Lo que hace el cuerpo tanto los días previos como el día 1 es lo que el comisario López expone que se ha pactado con los otros dos cuerpos policiales y con el coordinador”.

El ex mayor de los Mossos ha trasladado que el plan consistía en que los colegios estuviesen cerrados los días previos y que el día 1 existiese un binomio de agentes en cada uno de los centros. La finalidad era cerrar los colegios con sus propios medios y, en caso de no ser posible, solicitar refuerzos de orden público y de seguridad ciudadana, es decir, agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *