Fiscalía pide 20 años para Enrique Crespo (PP)

Cree que evitaba cualquier tipo de control sobre la gestión de Emarsa.
Ayer comenzó la exposición de conclusiones en el juicio de la pieza principal del caso Emarsa. La Fiscalía de Valencia ha modificado su escrito respecto al inicial al haber llegado algunos pactos con las defensas y el aumento de penas que solicita para algunos acusados. El Ministerio Fiscal de Valencia cree que Enrique Crespo, ex vicepresidente de la Diputación de Valencia, ex alcalde de Manises y expresidente de Emarsa, evitaba “cualquier tipo de control” sobre la gestión de esta empresa pública. En este caso se ha investigado el saqueo de 24 millones de euros en la gestión de la depuradora de Pinedo.
La Fiscalía valenciana, acerca de Crespo, dice de él que, para justificar el desequilibrio patrimonial, “hacía creer a los funcionarios de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) y miembros del consejo de administración de Emarsa, que el problema era a causa de una financiación insuficiente por parte de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar), explicación que no se ajustaba a los datos que reflejaban las cuentas de la empresa”. Entre los acusados también están Esteban Cuesta, ex gerente de Emarsa, Enrique Arnal, ex director financiero y Juan José Morenilla, ex gerente de la Epsar, así su ex jefe del departamento de explotaciones de Epsar, Ignacio Bernácer, de quienes dice el Ministerio Público que diseñaron un plan defraudatorio consistente en que “la empresa o empresas intermediarias buscadas por los acusados se colocaría artificiosamente entre la facturación que Emarsa debía recibir del verdadero gestor de los lodos, emitiendo su propia facturación falsa es incrementada injustificadamente, simulando la prestación del servicio de gestión agrícola de los lodos al precio establecido desde la entidad de saneamiento”. “El responsable de esta mercantil pantalla procedería al cobro de las mismas -las facturas recibidas de la intermediaria-, debiendo entregar la diferencia del precio cobrado y el coste real del servicio a los acusados, previo descuento de la oportuna comisión”, concluye.
Igualmente, la Fiscalía cree que Cuesta y Arnal gastaron 262.934, 11 euros en viajes y comidas personales, utilizando fondos públicos que Epsar y Emshi “ingresaban a la empresa pública Emarsa para hacer frente a los gastos de explotación y mantenimiento de la EDAR de Pinedo”.
A la luz de estos hechos, la Fiscalía Valenciana pide un aumento de las penas para Esteban Cuesta, de 12 a 24 años de prisión, y para Enrique Crespo, de 14 a 20 años, y justifica el incremento solicitado porque los delitos de prevaricación, falsedad en documento oficial y malversación de caudales, se cometen dos veces, en dos empresas distintas, Emarsa y Epsar. En cambio, para José Juan Morenilla, solicita que se rebaje la pena de prisión de 14 a 10 años, a la vez que para Ignacio Bernácer, que reconoció los hechos y devolvió parte del dinero, solicita dejarla en tres años y seis meses. Otros que pueden ver rebajada su pena son Santos Peral, ex Jefe de Contabilidad y con responsabilidades políticas en el PP de Valencia, que se enfrentará a nueve meses y un día de cárcel o una multa de 3.360 euros, lo mismo que se pide para el ex jefe de compras, y también miembro del PP, Ignacio Martínez Maiques, mientras que Enrique Arnal podría ser condenado a 10 años de prisión. El resto de los 24 acusados se enfrentan a peticiones de cárcel que van desde los 10 meses y 3 días hasta los ocho años, según de quien se trate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.