La Fiscalía acusa a Juan Carlos I de cobrar comisiones internacionales

La Fiscalía acusa a Juan Carlos I de cobrar comisiones internacionales

Según la Fiscalía del Tribunal Supremo, el rey Juan Carlos habría cobrado comisiones internacionales por su intermediación en negocios empresariales en otros países.

El diario El Mundo tuvo acceso exclusivo a una comisión rogatoria a las autoridades suizas para recabar información acerca de la Fundación Zagatka.

Así, revela que el Rey emérito habría cobrado “comisiones y otras prestaciones de similar carácter en virtud de su intermediación en negocios empresariales internacionales”.

El Ministerio Público apunta en su solicitud que cuenta con “elementos indiciarios de que los fondos que son objeto de investigación tienen, entre otras, la referida procedencia ilícita”.

Además, señala que se podrían haber cometido varios delitos. En concreto, blanqueo de capitales, contra la hacienda pública, cohecho y tráfico de influencias.

Con esa solicitud, la Fiscalía trata de que la Oficina Federal de Justicia de Suiza facilite información de las cuentas de Zagatka en el país de entre 2016 y 2019. La fundación pertenece Álvaro de Orleans-Borbón, primo lejano de Juan Carlos I.

Comisiones internacionales desde la Fundación Zagatka

Pero, además, esta entidad habría abonado esas comisiones internacionales al Rey emérito como gastos hasta 2018. Es decir, posteriormente a su abdicación y, por tanto, sin el privilegio de inviolabilidad con que contaba como jefe del Estado.

A ello se une que Juan Carlos I aparecía como beneficiario de la fundación. En su momento Casa Real explicó que el emérito no conocía ese hecho y que, de ser así, renunciaba a ello.

Cabe recordar que Juan Ignacio Campos, teniente fiscal del Supremo, en colaboración con Alejandro Luzón, fiscal jefe Anticorrupción, tiene abiertas diligencias de investigación por el presunto cobro de comisiones por la concesión del AVE a La Meca. Dichas comisiones podría haberlas cobrado el emérito.

Además, se investiga el supuesto uso por parte del rey Juan Carlos y otros miembros de la familia real de tarjetas opacas. Dichos gastos se cargaban a cuentas de las que no son titulares.

Por otra parte, las pesquisas se dirigen a aclarar la existencia de una cuenta a nombre del emérito en la isla, paraíso fiscal, de Jersey. En esa cuenta habría 10 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.