El Fiscal General de Estados Unidos dice que confinarse es volver a la esclavitud

El Fiscal General de Estados Unidos dice que confinarse es volver a la esclavitud

William Barr, Fiscal General de Estados Unidos, ha comparado las órdenes de confinamiento emitidas por los Gobernadores para combatir al Covid-19 con la esclavitud.

Barr, pro Trump convencido, hizo estas declaraciones en un discurso pronunciado en el Hillsdale College, en el estado de Michigan. “Un confinamiento nacional es como un arresto domiciliario. Aparte de la esclavitud, es la mayor restricción a los derechos civiles en la historia de Estados Unidos”, dijo.

Varios Estados estadounidenses emitieron órdenes de confinamiento a principio de 2020 para evitar una mayor propagación del coronavirus. La enfermedad, el Covid-19, ya ha dejado mas de seis millones y medio de contagios en el país y más 200.000 víctimas mortales.

El presidente, Donald Trump, también ha rechazado en numerosas ocasiones estos confinamientos. Desde el inicio de la pandemia, siempre estuvo a favor de permitir una vida y una capacidad productiva intacta. Y ordenó a los gobernadores que reabrieran sus economías ya en primavera, en pleno pico de contagios.

Críticas al movimiento Black Live Matter por parte del Fiscal General

El Fiscal General, también arremetió contra el movimiento Black Live Matter, asegurando que “utilizan las muertes de los afroamericanos, a manos de la policía, para conseguir beneficios políticos”, según ha informado CBS.

“Un pequeño número de negros que son asesinados por la policía en un conflicto, generalmente menos de una docena al año, que pueden utilizar como apoyo para lograr una agenda política más amplia”, afirmó en su discurso.

Las protestas contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos, bajo el movimiento “Las vidas negras importan”, han resurgido en el país tras la muerte de George Floyd a manos de la policía.

Las manifestaciones, en las que los disturbios han sido frecuentes, han ido creciendo a todo el mundo. Por su parte, la Administración Trump, incluido el propio presidente estadounidense, se ha mostrado repetidamente crítica con este movimiento reivindicativo contra el racismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.