Fascismo en España: la alcaldesa de VIC, Anna Erra, exige dirigirse en catalán a aquellos que no tengan por su aspecto rasgos catalanes

Fascismo en España: la alcaldesa de VIC, Anna Erra, exige dirigirse en catalán a aquellos que no tengan por su aspecto rasgos catalanes

Anna Erra, alcaldesa de Vic (Barcelona) y diputada de JxCat en el Parlament de Cataluña, ha manifestado en el pleno de la Cámara autonómica que aquellos catalanes que hablen en catalán han de dirigirse en catalán a las personas que “por su acento o por sus rasgos” no parezcan catalanohablantes.

En el transcurso de la sesión de control al Govern, Anna Erra ha preguntado a Mariàngela Vilallonga, consellera de Cultura, acerca de la valoración del programa ‘No em canviïs la Llengua’ (No me cambies la lengua), que pretende que en estas situaciones no se cambie al castellano.

Anna Erra ha trasladado que el fin que se pretende alcanzar con esta campaña es “concienciar a los catalanes autóctonos que hayan nacido fuera de que hay que aprender el catalán y poner fin a la costumbre muy presente en determinadas zonas del país de hablar en castellano con cualquier persona que, por su aspecto físico o su nombre, no parezca catalana”.

Las palabras de Erra han despertado críticas, murmullos y gestos de contrariedad en el pleno, a pesar de que su intervención ha comenzando diciendo que el catalán es una lengua de acogida y fraternidad.

Por su parte, Vilallonga ha señalado que el Govern apoya esta iniciativa cuyo objetivo es que los catalanohablantes utilicen el catalán cuando han de dirigirse a otras personas que “no saben si lo hablan”.

“Se trata de ayudarnos a no perder la lengua”, ha indicado la consellera, subrayando que hay personas que no saben catalán y quieren aprenderlo. Para asegurar esto, se ha basado en los 80.000 alumnos que están apuntados en el Consorci per a la Normalització Lingüística para aprenderlo. El 72,4% de esos alumnos han nacido en el extranjero.

Ahora Anna Erra dice que se la ha malinterpretado

Una vez surgida la polémica, Anna Erra ha considerado que sus palabras se han malinterpretado. Ha trasladado sus disculpas en Twitter, diciendo “Lamento que mi intervención en el Parlament se haya malinterpretado”. Todo ello, después de recibir gestos de reprobación y críticas de algunos diputados. En sus disculpas ha añadido que su trayectoria política la avala y que siempre ha trabajado por la cohesión social y la integración, como alcaldesa de Vic.

Òscar Ordeig, diputado del PSC-Units, ha trasladado sus críticas por las palabras de Anna Erra al pleno. También ha avisado de “la peligrosidad de valorar a las personas por su imagen y su aspecto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *