Familias y menores transexuales salen a la calle para reivindicar sus derechos

Familias y menores transexuales salen a la calle para reivindicar sus derechos

Consideran inaceptable la situación de discriminación que vienen sufriendo.
La asociación de familias de menores transexuales, Chrysallis, ha convocado una concentración con el fin de evidenciar la situación de discriminación que sufren las personas trans* y que se acentúa en la infancia y adolescencia. En este acto de visibilización esperan recibir el apoyo del activismo y la ciudadanía que es consciente de la urgencia de que este tema se aborde por parte de los poderes públicos. El lugar de la Convocatoria es el entorno de la madrileña Puerta del Sol a las 12 horas del próximo sábado 14 de abril.
Estas familias saldrán a la calle bajo el lema Infancia y juventud trans* existe y resiste, poniendo de manifiesto que la realidad de las personas transexuales menores de edad ha sido ignorada por la administración y la legislación, dejándolas en una situación de vulnerabilidad extrema. Nos cuentan desde esta asociación el esfuerzo que supone resistir a la presión social, que sólo contempla una realidad de identidades, ignorando cualquier otra expresión identitaria y que con la complicidad de una medicina cargada de ideología patologiza a las personas trans.
Desde hace un par de años está recurrida, en el Tribunal Constitucional, la única Ley estatal que en la actualidad aborda un tema tan importante como la rectificación de los datos referentes al nombre y el sexo en el Registro Civil. Dicho proceso, dirigido por la asesoría jurídica de Chrysallis, puso en evidencia que es el propio Estado quien se ha olvidado del “interés superior del menor”, excluyendo a las personas menores de dieciocho años de la posibilidad de que los datos que aparecen en el Registro Civil reconozcan su verdadera identidad. También está en el Congreso la propuesta legislativa que vendría a solventar esta situación y que debe contemplar la realidad de las personas menores, pero también de las no binarias y de las migrantes.
La primera dificultad con que se topa la juventud trans es hacer ver a las familias que las expectativas identitarias que se habían creado eran erróneas y que deben respetarles, pero también hay que remarcar la resistencia y dificultades que a menudo existen en el ámbito de la salud, que junto con las barreras de la administración pueden convertir las vidas de niñes, adolescentes y jóvenes en un infierno. Es necesaria la voluntad política para poner en la agenda social el reconocimiento de las identidades trans que, junto con las reivindicaciones feministas, tienen que transformar la sociedad en un espacio vivible y seguro donde el género no sea determinante.
Esta jornada de protesta forma parte del programa del IX Encuentro de Familias que Chrysallis celebrará durante el fin de semana y que también incluye otras actividades de formación y convivencia, que aportan a las familias parte de las herramientas y recursos que necesitan para enfrentar su vida cotidiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.