Explota el Barça

Explota el Barça

La cosa está que arde en el Barça. A los resultados discretos por debajo de lo esperado y a las lesiones, se unen ahora las declaraciones de Messi en respuesta a Eric Abidal. El año no ha empezado nada bien para el Barça. La cronología nos la hace Marca.

Todo empieza con el gol de Wu Lei en el derbi catalán que supuso en el minuto 88 el empate del encuentro. Ahí, Ernesto Valverde, entonces técnico del FC Barcelona, recibía un primer estoque, pero todavía seguía vivo.

Poco después el equipo azulgrana se encaminó a la fase final de la Supercopa de España en Arabia Saudí. La semifinal, frente al Atlético de Madrid. Uno de sus mejores partidos, durante ochenta minutos, porque dos errores echaron por tierra el trabajo realizado y el Barça se quedó sin final.

Consecuencia inmediata: destitución, de malos modos, de Valverde. Pocas horas después, Óscar Grau y Abidal marchan rumbo a Catar para verse con Xavi Hernández y proponerle entrenar al equipo. Después de salir a la luz unas fotos, el ex barcelonista les da con un palmo en las narices. La negativa se repetiría con Koeman y Pochettino.

El recambio sería Quique Setién, presentado como nuevo entrenador de la primera plantilla de manera atropellada. Supusieron que sería buena parte de la solución por la admiración manifestada por el técnico cántabro hacia el estilo de juego de Cruyff. Sin embargo, nada más empezar, surge el primer inconveniente: lesión de Luis Suárez, que se perderá el resto de temporada.

La cuestión no revestía mayor complicación puesto que el mercado de fichajes de invierno seguía abierto y había días por delante. Ahora bien, el tiempo pasa y no se concreta fichaje alguno y los previstos, se los quitan de las manos.

El Barça decidió no fichar un delantero

Pocos días antes de que todo comenzara, Abidal se reunió con Josep Maria Bartomeu y el vicepresidente deportivo para comunicarle el porqué no se iba a fichar a un delantero para reforzar la línea ofensiva.

Con Luis Suárez roto y sin recambios en la disciplina interna, la única opción era tirar de Dembélé. Ahí se vuelve a torcer la cuestión. El Mosquito también se rompe en un entrenamiento y, como el nueve se pierde lo que queda de temporada.

La maltrecha delantera del Barça se queda con tan solo tres jugadores: Messi, Griezmann y Ansu Fati, pero ninguno es un delantero centro neto. Para colmo, Rakitic arremetió contra la directiva blaugrana después del encuentro frente al Levante del pasado domingo.

El croata fue candidato a salir del Camp Nou en verano. Incluso formaba pack junto a otros para el ‘intercambio de cromos’ en la política de fichajes del Barça.

Así las cosas, Abidal había concedido una entrevista a Sport y en ella se abrió la caja de los truenos. El director deportivo del conjunto barcelonés deslizó entonces que los jugadores no corrían cuando Valverde era el técnico.

Quién terminó por hacer explotar al Barça fue Messi en su respuesta al directivo francés, saliendo, así, en defensa de sus compañeros. “Los responsables del área de la dirección deportiva también deben asumir sus responsabilidades y sobre todo hacerse cargo de las decisiones que toman”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.