Europa desbloquea por fin el fondo de recuperación

Europa desbloquea por fin los fondos de recuperación

Por fin arrancará el proceso final para que los fondos de recuperación puedan repartirse a los Estados miembros de la Unión Europea. El viernes, los jefes de Estado y de Gobierno del bloque comunitario aprobaron el acuerdo alcanzado con Polonia y Hungría, desbloqueando, así, 1,8 billones de euros.

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, lo anunció en un mensaje en Twitter: “Acuerdo sobre el paquete presupuestario y el fondo de recuperación. Ahora podemos empezar a aplicar lo y a reconstruir nuestras economías”, reza el tweet.

Hungría y Polonia habían ‘secuestrado’ los fondos de recuperación que llegarían a los Veintisiete, oponiéndose a una de las partes de las condiciones para recibirlos.

Alemania, desde la presidencia de la UE, negoció semanas con ambos países, alcanzando el acuerdo al que los líderes europeos dieron su visto bueno.

El documento garantiza a Polonia y Hungría que las nuevas condiciones, de respeto del Estado de derecho, para el desembolso de ayudas no se empleará como presión en otras materias. Sería el caso de las políticas migratorias, por ejemplo.

Así, por este acuerdo se garantiza que sólo se pretende “proteger” el presupuesto europeo y los fondos de recuperación ante un posible “fraude, corrupción o conflicto de interés”. Asimismo, que la aplicación será “imparcial” y “no discriminatoria”.

Además, las condiciones no se aplicarán hasta que el Tribunal de Justicia de la UE (TUE) resuelva sobre su legalidad si ambos países lo recurren. Esto significa que no se podrán suspender las entregas de ayudas hasta dentro de por lo menos dos años.

Por su lado, también en Twitter, Ursula von der Leyen, la presidente de la Comisión Europea, se felicitó por la consecución del acuerdo: “Europa avanza”.

Se pone en marcha el proceso final para ratificar los fondos de recuperación

A partir de aquí comienza el proceso de ratificación del Marco Financiero Plurianual (MFP) y del fondo de recuperación de 750.000 millones. Los embajadores de la Unión Europea prevén cumplir con la primera etapa para aprobar los dos instrumentos hoy mismo.

Lo primero que se hará es aprobar por unanimidad el nuevo techo de recursos propios dentro del Consejo. La Comisión necesita de esta norma para poder emitir deuda, con la que se financiará el fondo pactado por los jefes de Estado en julio.

Entonces, el proceso continuará con su aprobación en cada uno de los parlamentos de los Estados miembros. En España, el Congreso de los Diputados. Por tanto, Bruselas calcula que estos procedimientos se alargan hasta tres meses.

De ahí que el Ejecutivo comunitario piense que no podrá iniciar la emisión de deuda antes del verano de 2021. Con ello, se retrasan los primeros desembolsos con cargo a los fondos de recuperación.

Asimismo, el Parlamento Europeo y los países de la Unión deben acordar el reglamento para el funcionamiento del Instrumento de Recuperación y Resiliencia (RRF). Éste distribuirá 672.500 millones en préstamos y transferencias directas a cada Estado.

A España deberían llegar alrededor de 140.000 millones de euros, de los cuales 72.000 millones son subsidios, procediendo 59.000 millones del RRF. El resto vendrán en forma de créditos a devolver con el tiempo.

Por último, los parlamentos nacionales y la Eurocámara también deben dar su visto bueno al nuevo régimen de condicionalidad por el que Hungría y Polonia ‘secuestraron’ las ayudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.