Estado de emergencia en California

El fuego se ha cobrado ya la vida de al menos 15 personas.
En lo que va de año, en California ya han muerto 17 personas por incendios, según cifras de los bomberos del Estado, y más de 1.500 casas y negocios han quedado calcinados. 30.000 personas han tenido que ser evacuadas, según datos oficiales del condado de Marín, en el noroeste de California.
Hacia las 22:00 del domingo (hora local) se iniciaron los incendios en dos focos y en la noche del lunes se contabilizaban 10 muertos, además de que más de 100 personas han tenido que ser asistidas por médicos, así como más de 103.000 no tienen gas ni electricidad, mientras 45.000 están sin agua corriente. Escuelas y colegios han cancelado las clases y dos hospitales de Sonoma han tenido que evacuar.
El gobernador Brown ha declarado el estado de emergencia en Napa, Sonoma y Yuba, y lo amplió más tarde a cuatro condados más para acelerar la ayuda y conseguir que más asistencia se desplazara a la zona. El fuego ya ha calcinado30.000 hectáreas. Debido a los fuertes vientos, de 80 kilómetros por hora, las llamas se han extendido rápidamente y han engullido la región en un espeso humo. San Francisco, incluso, ha comenzado a oler a cenizas.
Oficialmente hay 15 focos activos. “Estamos desbordados”, afirma Ken Pimlott, jefe de bomberos. La zona más afectada es la ciudad de Santa Rosa, donde se han quemado más de 14.000 hectáreas en un foco que empezó en Calistoga. Se han quemado varios hoteles, el Fountaingrove Inn y el Hilton de Sonoma, así como el Willi’s, un bar muy conocido de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.