Esta noche es Nochebuena

Esta noche es Nochebuena y mañana…

Sí, esta noche será Nochebuena. Es la noche en la que, según la tradición cristiana, nació Jesús. En la víspera del día de Navidad, las tradiciones de celebración cambian en según qué países. Sin embargo, por lo general, en casi toda la cristiandad, lo habitual es reunirse en familia para cenar e intercambiarse regalos.

En este 2020 las cosas serán distintas. La epidemia nos ha obligado a muchas cosas que serían inimaginables en estas fechas. Mascarillas, limitación de personas en las reuniones, restricciones de movilidad… Nada que no sepan ya ustedes.

Además, nos traerá el recuerdo de quienes se ha llevado. No obstante, todos haremos un esfuerzo para que esa tristeza y ese recuerdo amargo no agrien las celebraciones. Con prudencia –y sin olvidar a quienes ya no están— la próxima Nochebuena volverá a ser como hasta ahora. Respeto a las normas y restricciones para salvar, no estas navidades, sino las venideras.

Esta festividad, aunque no se considere en otras culturas una fiesta religiosa, también se celebra o, al menos, es motivo para reunirse con familiares y amigos más cercanos. Coincide con el Hanukkah, pero no es la misma celebración.

Decíamos que en casi toda la cristiandad porque algunas sectas o facciones cristianas no celebran la Nochebuena. Es el caso de los Testigos de Jehová, que consideran esta fiesta de origen pagano –como así es— y por ello no la celebran.

La Nochebuena en sí conmemora el nacimiento de Jesús y la posterior adoración de pastores y lugareños en Belén, según los evangelios de san Lucas y san Mateo. En la actualidad, esta ciudad se encuentra en territorio palestino, a unos 9 kilómetros al sur de Jerusalén.

Y Belén es como llamamos al Nacimiento que se pone en la mayoría de los hogares españoles representando, precisamente, el alumbramiento de Jesús de Nazaret, el mesías, en un establo, junto a un buey y a un burro. Es otra de las tradiciones, junto a la estrella sobre el lugar, el ángel anunciador y, algo más alejados, los Reyes Magos.

Precisamente, la ‘estrella de Navidad’ se puede contemplar estos días gracias a alineamiento de Júpiter y Saturno en la trayectoria del Sol y la Tierra. En el cielo se puede contemplar como una inmensa estrella. No sucedía desde hace 800 años.

También lugar destacado ocupa el árbol de Navidad. Los abetos navideños tienen mucho que ver con la luz y este año se ha convertido en motivo de competición entre localidades en todo el mundo. ¿Se lo pensará Abel caballero para el próximo año?

Se adornaban con velas, tratando de representar la luz de Jesucristo. La estrella de la copa también representa a la que, según la tradición bíblica, guio a sus Majestades de Oriente hasta el portal.

En cualquiera de los casos, desde Diario Progresista confiamos en que todos ustedes pases una feliz y agradable velada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.