España vendió a la Guerra de Yemen 2.000 millones de euros en armas

España vendió a la Guerra de Yemen 2.000 millones de euros en armas

La Guerra de Yemen lleva ya seis años desde que comenzara, cuando la coalición liderada por Arabia Saudí atacó por primera vez ese país. Organismos internacionales y asociaciones de derechos humanos advierten de que se está ante una grave crisis humanitaria y piden recursos económicos.

El problema está en que los beneficios que deja la venta de armamento a Arabia y sus aliados superan en mucho las “donaciones”. António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, ya avisaba hace poco menos de un mes de que “la hambruna se está apoderando de Yemen”.

Entonces, acompañó la advertencia con la petición de que la comunidad internacional se comprometa a aportar fondos suficientes para atajar el problema.

Hasta llegó a celebrarse una conferencia de recaudación de fondos para la ayuda humanitaria en Yemen. El encuentro, en forma virtual, fue “decepcionante”.

“Durante la conferencia, los países donantes se han comprometido a entregar 1.700 millones de dólares, una cifra por debajo de lo que se recaudó en 2020 y 2019”, dijo la ONU en un comunicado.

Y es que la cifra está “muy por debajo de los 3.850 que solicita la ONU para poder satisfacer las necesidades más básicas del pueblo yemení en 2021”.

Entretanto, desde 2015, el número de muertos a causa de la Guerra de Yemen suma decenas de miles. En marzo de ese año, Arabia Saudí decidió intervenir para apoyar a Abd Rabbo Mansur Hadi, presidente de Yemen.

Como no podía ser de otra manera, Donald Trump, ex inquilino de la Casa Blanca, apoyó tras su llegada al poder a sus socios árabes.

Sin embargo, las cosas parece que cambian. Joe Biden, ya presidente de Estados Unidos, ha paralizado la exportación de armas a Arabia. También lo ha hecho el Gobierno italiano.

A su vez, el Grupo de Expertos sobre Yemen de Naciones Unidas insiste en la necesidad de poner fin a ese tipo de actividades comerciales. Ahí entra en juego España, que nota la presión.

Ese año, 2015, el ritmo de venta de armas procedentes de España al régimen de Salmán bin Abdulaziz, alcanzó su pico. En los años posteriores, revela Público, se mantuvo ese ritmo.

Las ventas de armas a la Guerra de Yemen las autorizó una Junta Interministerial que estudia las solicitudes. Todo, bajo un total hermetismo porque el Gobierno de Felipe González resolvió en 1987 que las actas de este organismo son secretas.

Sin embargo, según Comercio, en el último periodo del que hay información oficial, entre 2015 y 2020, la industria de armamento española vendió armas a la coalición por un importe de más de 2.050 millones de euros. De ellos, 1.234 millones se facturaron a Arabia Saudí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.