España, sin mascarilla en exteriores

España, sin mascarilla en exteriores

Como se había anunciado, la mascarilla no es obligatoria en exteriores a partir de este sábado. Así lo había anunciado Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en el Círculo de Economía en Barcelona el pasado 18 de junio.

Este complemento nos ha acompañado durante más de un año tanto en interiores como en exteriores. Desde este sábado dejó de ser obligatorio su uso en espacios al aire libre.

No obstante, seguirá siendo obligatoria si no se puede mantener un metro y medio de distancia interpersonal, aunque estamos en el exterior.

Por tanto, debemos seguir llevando una mascarilla por si entramos en espacios de interacción social, en interiores o en lugares donde haya aglomeraciones.

En consecuencia, no nos despedimos definitivamente de este complemento, aunque podemos relajar su uso allí donde el riesgo de contagio sea más bajo.

No hay que olvidar que el virus sigue circulando y que la posibilidad de contagiarse y contagiar sigue existiendo. Por ello, los expertos advierten de la sensación de seguridad que puede generarnos el no llevar puesta la mascarilla.

Seguimos estando lejos del horizonte de la inmunidad de grupo. Según los datos del Ministerio de Sanidad, alrededor de un 35 % de la población tiene ya la pauta completa. Además, el 56% ya ha recibido al menos una dosis.

Con todo, los expertos insisten en que sería más conveniente relajar el uso de mascarillas cuando se haya alcanzado el 50% o el 60% de la población con pauta completa.

A ello se une la irrupción de la variante Delta. Esta versión del virus es capaz de eludir los efectos de la vacuna en aquellas personas que solo han recibido un pinchazo. Se calcula que la efectividad de los compuestos contra el coronavirus sólo alcanza el 30 % en esos casos.

Tal es la capacidad de contagio de la variante que, según los expertos, podría convertirse en la dominante en España en tan sólo unas semanas. Por ello, las autoridades sanitarias aconsejan seguir utilizando mascarilla y apuestan por la prudencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.